LA ERA DEL CANNABIS

“…desde que se aprobó en Colorado la venta libre de marihuana aumentaron las hospitalizaciones y visitas a salas de guardia por intoxicaciones”Health.News. Marzo 2018

Un pediatra muy reconocido de Vermont (Estado de U.S.A) el Dr. David Rettew fue invitado a dar su testimonio hace pocos días en la Legislatura sobre la posibilidad de la legalización de la venta de marihuana recreativa en ese Estado americano y la venta de la llamada marihuana medicinal. Su documento es un lamento sobre la pérdida de los valores de la salud Pública en esa localidad. Trató de mostrar por su experiencia pediátrica y en psiquiatría infantil  los problemas de salud mental que generaba la marihuana. Opinaban en ese debate intereses ligados a grandes empresas productoras de cannabis. La opinión médica era denigrada porque se la  asociaba a la administración de medicamentos psiquiátricos que alteraban la mente pero se defendía a ultranza a las personas que se auto-administraban cantidades ilimitadas del alucinógeno THC de la marihuana. El fanatismo reemplazaba a la evidencia científica. La defensa de la marihuana medicinal era como si existiera la evidencia de miles y miles de habitantes de Vermont apresados por el cáncer y los dolores crónicos.

Mientras tanto en Vermont el 48% de los jóvenes fuma marihuana  nuestro querido médico pensó que muchos funcionarios electos con los cuales discutía también lo hacían .La nueva “moda” es que para los que vivieron stress y traumas severos o sea el llamado stress post-traumático no había nada mejor que fumar marihuana. La evidencia científica muestra lo contrario ya que los pacientes aquejados de stress post-traumáticos empeoran fumando marihuana. Hay múltiples casos de “veteranos de guerra” que deciden dejar las psicoterapias y los medicamentos recetados y se transforman en pacientes con síntomas psicóticos, paranoicos y violentos. La Administración Federal de Medicamentos (FDA) es un organismo de control de medicamentos de USA de gran predicamento y marca tendencia en el mundo pero no es escuchada en este tema.

En la votación Vermont pasa a ser otro de los Estados con venta en tienda de drogas y con marihuana medicinal. El médico de Vermont pidió que por lo menos habiliten más camas psiquiátricas para los casos de psicosis y se doten a los servicios de emergencia toxicológica de recursos. Lucha perdida. La prevención no existe. A “remendar” personas es la tarea.

LA LUCHA POR EL MERCADO

Hace pocas semanas escribí “Marihuana, a dominar el mercado”. Esto se está convirtiendo en una realidad día a día. Existen fuertes intereses comerciales y políticos para generar un imperio dominante para consumir esta droga alucinógena. Sabemos nosotros que es un “abre-puertas” del cerebro para otras drogas en sujetos vulnerables. Esto crece en nuestros países sobre el fondo de una cultura en donde las organizaciones fundantes de la subjetividad se hallan en crisis: familia como núcleo básico de contención , la escuela como transmisora de cultura y convivencia ciudadana con valores centrados en la solidaridad y el encuentro y las instituciones de la espiritualidad y el juego organizado(Iglesias, clubs’ barriales).

Nuestro conurbano y los más de 10 millones de habitantes que viven en Villas de Emergencia asisten  a la descomposición del barrio centrado en el trabajo y se han convertido en factores de disociación social que se imponen sobre las sociabilidades organizadas alrededor del mencionado trabajo y las instituciones (familia, escuela, in situaciones de la espiritualidad y clubes comprometidos con el desarrollo humano). A medida que se agravan los factores de disociación social éstos se transforman en territorios “minados”

Es una gran organización la del cannabis que va desde Wall Street donde las grandes farmacéuticas tienen acciones que se venden con grandes ganancias, los intereses del “negocio narco” que se va a expandir cuanto más liberalizado esté el consumo y los poderes de ciertos grupos políticos en donde la demagogia se une a la crisis del sentido que tiene para estos grupos lo que podemos denominar organización social y que siguen el lema “progre-conservadurista” del “cuanto peor mejor”. La mano de obra surge de estos territorios “minados” de nuestra sociedad que mencionábamos antes en donde la pobreza alcanza al 40%  y la indigencia al 12%. Saldrán de ahí los “soldados” que trabajarán como peones para los de Wall Street, el mundo narco y todos los intereses que hay en juego.

Todo esto  unido a un marketing de libertad que parece ser una libertad para la esclavitud en donde los medios de comunicación cumplen un papel central. No hay ninguna noción de los costos sociales en discapacidad, minusvalía, deterioros psiquiátricos, gastos en cárceles por el aumento de la criminalidad, etc. Esto pasará a gastos mientras a los políticos les dicen que van a cobrar impuestos como ya sucede en Uruguay y en algunos lugares de U.S.A., Holanda y Portugal. Los daños en salud pública, criminalidad, deterioro de la vida ciudadana y familiar nunca son mencionados y esto forma parte de la campaña mediática a realizar. Silenciar o “poner bajo las alfombras “estos hechos.

Hoy sabemos que la iniciación adolescente del “milennials” es con alcohol, tabaco y marihuana. Luego el cerebro “domado” desde esas edades hará el resto. Un gran mercado se avecina. El alcohol ya está. Las tabacaleras verán cómo vender cigarrillos con marihuana. Las farmacéuticas luchan por el mercado de la marihuana recreativa. Ya producen medicamentos en donde ciertos productos del cannabis pueden competir con la farmacopea tradicional para paliar ciertos efectos de la quimioterapia, las epilepsias refractarias y ciertas artritis. La confusión que hay en la población entre el cannabis medicinal y el “porro” es total. Muchas familias se enteran en una consulta que el cigarrillo que fuman sus hijos es adictivo y al ver los deterioros de sus conductas.

Una de las principales farmacéuticas del Cannabis (Cronos Group-canadiense) cotiza en Nasdaq (Wall Street) con ganancias grandes. Se asocian otras compañías farmacéuticas. El negocio de la marihuana recreativa ampliamente promocionado en USA ayuda. Venderán en dos mostradores. Farmacias y en tiendas de venta de marihuana, ocho Estados de USA ya permiten el uso recreacional. Canadá está adentro .Lo demás cae fácil .Uruguay es un ariete en América Latina. Solo falta que el marketing de los grandes titanes del negocio sea acompañado por una propaganda política de los sectores “progresistas” apelando a los derechos humanos a consumir (¿y la salud pública, que es eso ¿). Los narcos se frotan las manos ya que saben cómo competir con el mercado legal. Uruguay sirve como muestra.

¿HOLANDA NARCO-ESTADO?

Causo escozor la declaración de la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich sobre lo que sucede en Holanda. Razón no le falta .La diplomacia política la obligó a minimizar sus dichos. La realidad es acuciante en ese país .Tocó el marketing de un país “progre” en este tema. Una “vaca sagrada” que es un latiguillo y modelo para todo el mundo. El mercado legal de “coffee shops” se está cerrando en varios municipios. Las bandas narcos proliferan. Aumenta el consumo de otras drogas. El Sindicato de policías de Holanda habla de un estado incipiente narco y menciona que la producción de drogas sintéticas, los negocios ligados al cannabis y la importación de cocaína hacen del puerto de Rotterdam un escándalo. La política de tolerancia a las llamadas “drogas suaves” es rechazada en este momento. El Jefe de Policía de Ámsterdam dice que “la ideología libertaria de los medios de comunicación ha llevado a una historia totalmente hipócrita de la relación apacible del país con la droga”. El 25 % de los alcaldes fue amenazado por bandas. Se desmantelaron 15 laboratorios en 2016. De 837 coffee shops de venta se llega actualmente a 537. 300 menos en pocos años.

DR.JUAN ALBERTO YARIA

DIRECTOR GENERAL GRADIVA-Rehabilitación en adicciones

 

ENTRE TRANQUILIZANTES Y ESTIMULANTES

“Se venden 49 millones de  Unidades y casi 44 millones de tranquilizantes (benzodiacepinas) por año”-Fuente laboratorios-2017-Dr.R.Baistrocchi (Director científico Gradiva)

La búsqueda de estimulantes y tranquilizantes cotiza alto hoy el mercado de la venta en que se ha transformado la vida humana en el mercado. Excitarse para huir de sí mismo o calmar ansiedades son hoy valoradas en la civilización donde el valor tiene precio…pero no de esfuerzo sino en metálico. Recibimos en masa pacientes luego de noches de éxtasis o al mismo tiempo “enamorados” de los tranquilizantes.

Fiestas por doquier en quintas con éxtasis en donde nos aseguramos una destrucción alegre y sana (cristal, mariposa, estrella de David, esperma, bicicleta, GHB, Popper, ketamina, lanza perfumes, etc.). Nos aseguramos excitación fuerte, automatismos e indiferencia a todo. Triunfa el cerebro automático, cae el cerebro racional. La deshinbición de impulsos cede ante el pensamiento. Mano de obra involuntaria conseguida. Miles que parecen estar en “manada” trotan horas y horas. El agua que es clave para el funcionamiento del sistema nervioso y de todo el organismo se acaba. El maestro en Medicina Prof. O. Panza Doliani lo retrata con claridad.

La cantidad de canillas y agua que los circunda no alcanza y entonces aparece la consecuencia de la deshidratación: depresión, insomnio, ansiedad, paranoia, desinhibición sexual, euforia, deformación de los sonidos, cefaleas, depresión del sistema nervioso, dilatación de esfínteres, distorsión visual, contractura mandibular, escalofríos, marcha tambaleante, visión borrosa, inseguridad, hipertermia, dependencia, crisis de pánico, convulsiones, aumento de frecuencia cardiaca, hipertensión arterial, arritmias, paro cardio-respiratorio.

Llegan a las guardias de Gradiva confusos .Tardan mucho tiempo en coordinar ideas, el curso del pensamiento toma siempre varias direcciones .Su sistema senso-perceptivo quedó alterado por estímulos visuales, auditivos y motrices en donde los altos decibeles, la intensidad de las luces que se apagan y prenden impiden retener toda imagen alteran todos los biorritmos, se anula temporariamente el cansancio  generándose un estado alucinatorio de empatía con la piel del otro.

Lleva meses volver a reestablecer un sistema estable y un metabolismo cerebral compensado luego del desastre electromagnético que se ha generado en ese sistema biológico que es el cerebro de una fineza absoluta en donde el agua y la producción de iones (energía electroquímica que es el factor energético necesario) quedan alterados. Se dañan los soportes naturales de la existencia que son la hidratación y la ionización y así quedamos cerca de la muerte. Se ha alterado tambien la sincronización general de todo el cerebro.

Va surgiendo en el consumo (el éxtasis se mezcla con el Viagra)  lo que dice Panza Doliani con maestría “el déjate llevar”…es de “onda”…que es el triunfo del automatismo motriz y la falta de controles valorativos inhibitorios. No se controlan las  conductas.

Cuando se logra frenar esta carrera hacia la muerte aparece un ser agotado porque precisamente  se ha agotado el cerebro y el sistema del placer que es la base de la vida y la sobrevivencia desde los albores de la humanidad .La producción de la dopamina, las endorfinas, la noradrenalina y la serotonina sufren en este “tsunami” y nos ofrecen a un humano devastado, un “viejo joven” por varios meses con una terapia que debe ser intensiva: sin drogas, descanso, terapias psicológicas y grupales, actividad física muy planificada y mucho apoyo familiar.Necesitamos revivir esa “voluntad “perdida. Como nos enseñó P.Pinel (uno de los fundadores de la Psiquiatría científica) la voluntad es lo primero que se derriba en las adicciones.

EL ESTRELLATO DE LOS TRANQUILIZANTES

El maestro Roberto Baistrocchi (neurofarmacologo especializado en adicciones) relata que hoy se vende la misma cantidad de aspirina y de ibuprofeno que de benzodiacepinas (tranquilizantes). Las benzodiacepinas solo por receta archivada. Sabemos que hay un  mercado negro de tranquilizantes muy alto y que por debajo del mostrador se la distribuye en distintos lugares con lo cual el consumo de tranquilizantes es mucho mayor.

La venta de aspirinas y de ibuprofeno llegó a 49 millones de unidades y la de benzodiacepinas a casi 44 millones, en esto no está incluído el mercado negro antes citado    (-fuente: IQVIA-Bs. As- organismo de estadísticas de los laboratorios).

Las benzodiacepinas parecen haberse convertido en las “aspirinas de la vida” y así nos encontramos con pacientes obnubilados, confusos, apartados de la vida, indiferentes; en fin alejados de la existencia.

Los efectos adversos se notan rápido: sin memoria, con alteraciones en el rendimiento, depresivos, relajados excesivamente muscularmente pero por distancia con la realidad, atontados y deprimidos.

Estas “aspirinas de la vida” en realidad solo pueden usarse solo de 4 a 12 semanas según fuentes médicas pero en realidad se han transformado en un “acompañante” de un adormecimiento colectivo.

Estimo que hacia eso vamos con el cannabis por los fuertes intereses comerciales en juego (se cotiza ya en Wall Street), los deseos desenfrenados del narcotráfico como ya suceden en Holanda y Uruguay  y también en los Estados americanos que permiten su venta en tiendas recreativas  porque aumenta también la venta ilegal y por otra parte los grupos políticos que proponen desde un “progresismo -conservadurista” el “cuanto peor mejor”. El cannabis medicinal con grandes conglomerados farmacéuticos por detrás parece ser el “caballo de Troya” de la marihuana y es promocionada hoy como un “curalotodo”. ¿Serán las nuevas benzodiacepinas o ya lo son?.

 

JUAN ALBERTO YARIA

DIRECTOR GENERAL GRADIVA-Rehabilitación en adicciones

 

COCAINA: LA ESCLAVITUD DE LOS CONDENADOS

 “…me obligas a rendirme, solo soy un esclavo más encerrado en el olvido” (paciente poeta narrándome la sumisión al consumo de cocaína)

Como dice este paciente siempre me sorprendió  la inermidad con la cual se presenta el consumidor voraz de cocaína. No pueden sustraerse a ese “festín” de muerte que es el consumir sin freno esta droga. Desde aquel joven que en mis inicios de la profesión me decía desde un lecho de muerte casi con admiración que cuando la probó por primera vez sintió que estaba en el Paraíso y en realidad estaba en el “Infierno” de una terapia intensiva intubado y moribundo pero recordaba esa sensación paradisiaca que lo logró atrapar para siempre.

Se entiende esta sensación que para algunos es irresistible. La alteración en el cerebro –especialmente en edades puberales y adolescentes –es total en los circuitos de la motivación y el placer. Nuestro cerebro tiene un “combustible “esencial que es la dopamina como el plus energético y de excitación que necesitamos para vivir y sentir el mundoexistiendo  centros cerebrales como el núcleo accumbens que procesan estos transmisores químicos .Los alimentos incrementan el 45 % de dopamina y por ende de placer en el núcleo accumbens mientras que la cocaína y las anfetaminas el 500%.Así “morimos” buscando el placer ilimitado. Siempre la búsqueda  del “placer ilimitado” culmina en la  muerte misma. El compromiso de la memoria adictiva hará el resto o sea reiterar la conducta hasta que se haga compulsiva para lograr aquel efecto inicial de “Paraíso”. Pero nunca será igual ya que a cada consumo el peaje a pagar será mayor; al final es la vida misma el paso de la factura.

El paciente así va configurando el “vía crucis” de su condena. Cada vez que consume siente que no puede dejar y que es un condenado a morir dentro de un plato de cocaína. Ya no es más la bolsita de 3 grs. Tiene que ser “estar dentro” de un plato. Muchos pacientes entregan su sueldo a cambio de la dosis diaria. Hoy se alquilan piezas en las Villas a distribuidores a cambio del sueldo mensual del consumidor más un plato de comida con la ración cotidiana de estupefacientes incluida. La realidad para los que tratamos droga-dependientes no deja de asombrarnos. Afuera quedan hijos, familia, obligaciones .Solo importa el plato de drogas y por último el plato de comidas.

Esta pérdida de control del comportamiento es paralelo con el uso repetido de sustancias psico-activas que intensifica anormalmente los sistemas biológicos (sistema frontal y temporal del cerebro) que han evolucionado para guiar y dirigir el comportamiento hacia estímulos cruciales para la supervivencia. Por esto siempre el dependiente la cocaína elige mal y así decimos que es un “adicto al fracaso” y  caen empresas, familias, múltiples parejas con abandono de hijos, etc. Parece ya un esclavo que va hacia la condena final en donde el deterioro psicológico y biológico se une a la melancolía de la culpa y la venganza hacia sí.

El paciente poeta inerme ante las sustancias me decía “… no te deja escapar/llegaría a matar para no compartirte con nadie”.  He aquí su condena que es  ya no poder decir No.

LOS CONDENADOS AL NACER

En la Provincia de Mendoza fuentes oficiales afirman que en la Casa Cuna nacen bebes que tienen signos de abstinencia con convulsiones y llantos prolongados.8 de cada 10 niños esperan la vida en estas condiciones. El 80 % de estas madres no habían hecho controles durante el embarazo y no pudieron frenar el apetito por consumir drogas. En mi carrera profesional recuerdo haber asistido a una situación en donde me llamaron en consulta por convulsiones de un chico de 18 meses y en el sanatorio pregunte por la madre y el amamantamiento .El chico se nutría con leche con restos de clorhidrato de cocaína. Una feliz intervención del Juez de Familias permitió que la madre se tratara bajo tutela judicial en una comunidad terapéutica y el hijo quedó a cargo del abuelo. Luego de 6 meses el niño recupero a una madre sana y su desarrollo pudo continuar sin alteraciones.

Lo que sucede es lo que pasa en toda conducta compulsiva adictiva que es anular al otro. En la vida común buscamos el amor a través del amor por/hacia el otro mientras que en los comportamientos dependientes a sustancias el amor no es colocado en el campo del otro o los otros; no pueden mirar y sentir más allá de su “ombligo”. Es quizás por esto que la experiencia más importante de la mujer como lo es la maternidad queda absolutamente cercenada ya que la alienación por el consumo es lo máximo. El único otro que se privilegia es el dueño de las sustancias: el “dealer” o “transa”. La merca ocupa el lugar del hijo por venir. En realidad la enfermedad le impide hacer otra cosa. Es una esclava que marcha hacia su condena pero condenando a su vez a otro (el hijo).

LA SOLUCION FINAL

Progresivamente el paciente se va deteriorando, discapacitando.Sus energías decaen, los mecanismo cognitivos (atención, memoria, pensamiento, etc.) y sus afectos van ciclando entre exaltación y depresión hasta que por fin la abulia, la amimia, la falta de placer ganan la batalla y el ser vivo se transforma en un “muerto en vida”. Los “zombies” pululan por las ciudades. Son los “nadies” que vagando como sombras por las callles pierden la condición de ser “alguien” y a la vez van siendo  olvidados por los otros(la sociedad en general con todos sus grupos).Son los nuevos “homeless” del paisaje urbano.

Los aspectos criminosos sociales empiezan a  triunfar. Familias que los abandonan, instituciones públicas que solo los desintoxican y no los tratan de su verdadero problema humano, falta de prevención como alerta temprana a no consumir desde la adolescencia, falta de centros de tratamiento adecuados y así surge la “muerte dulce” (eutanasia) hacia los pacientes que ya se consideran desahuciados. Basta ver lo que sucede en las “cloacas” de las distintas ciudades para entender esto.

Por último la condena culmina su obra dentro de la vida del esclavo; el poeta-consumidor me sigue diciendo:”…me resigno a lo que es estar vivo, me haces quedar solo para que no haya testigos…no me dejas escapar”.

JUAN ALBERTO YARIA

DIRECTOR GENERAL GRADIVA-Rehabilitación en adicciones

 

TIEMPOS DE CENSURA

“…en Occidente estamos cada vez más presos de la desesperación de la falta de sentido, renegamos de una jerarquía de valores”. Jordán Peterson –filosofo canadiense y terror para la “nueva izquierda”.

Si censura… pero no de la censura que se imaginan. Vivimos los tiempos en que la censura impone lo “políticamente correcto” y donde se censura con ataques furiosos a lo llamado “políticamente in-correcto” y esto opera, también, como “autocensura” en muchos para no desafiar la opinión que se sostiene como dominante a pesar de la dosis de i-realidad que supone. Hoy parece haber “gendarmes” de la corrección política con ecosistemas mediáticos fragmentados en los que proliferan las noticias falsas y una catarata de “twitteros” que, por ejemplo, rápidamente mencionan lo posible o lo no posible en un discurso.

Parece haber un miedo a desafiar la corrección política y surge, entonces, un pánico a ser linchados por la “turba” que operan como verdaderos “barras brava” con un tropel de insultos y de “clichés” ideológicos. En el tema de las drogas esto es fundamental para el análisis de lo que está sucediendo. Es un movimiento mundial en donde es “políticamente correcto” promover la liberación del consumo de todo tipo de drogas comenzando por el vagón de entrada de todas ellas que es la marihuana. Las consecuencias visibles de esta política no son tenidos en cuenta (caso Uruguay ) como el aumento del consumo global, los daños en las generaciones más jóvenes, la caída de la calidad de vida global de miles, el aumento del narcotráfico por la unión de los mercados legales con el crecimiento de los ilegales, todo esto no existe.

Se unen en estos movimientos mundiales la llamada “nueva izquierda” que ha hecho de temas de la cultura (drogas, políticas sexuales, natalidad, etc.) una bandera de lucha luego de la caída del Muro de Berlín  y grandes fundaciones del corazón del capitalismo mundial que dependen de corporaciones económicas  solventan campañas de todo tipo ligados a estos temas . Se unen de esta forma los extremos en la meta de capturar la cultura.El narcotráfico celebra porque aumentará la cantidad global de consumidores porque los valores culturales parecen ser la única barrera para detener el avance de los “males” sociales (educación escolar, familiar, social, política). A mayor aceptación social mayor consumo y dobles estándares: los legales y los ilegales.

Vivimos una epidemia, las guardias están atestadas de pacientes críticos en donde la intoxicación esconde un gran malestar existencial pero, aún así, no reaccionamos. Se publicita el consumo controlado y se niega el descontrol al que estas sustancias llevan, por ejemplo.

Prevenir es de “derechas” en este pensamiento consolidado y se pregona que hay que ayudar a “controlar” el consumo en adolescentes, a pesar de la inmadurez de los centros de control cerebral en esta etapa de la vida y eso es “progresista”. Utilizar la escuela y la educación a padres para enfrentar esta epidemia que inunda la vida escolar es un símil de represión a los jóvenes. Se puede educar en todas las enfermedades desde las cardiovasculares hasta las urológicas, desde el cáncer de mama hasta otras más pero del consumo abusivo de drogas y de alcohol y sus consecuencias no es posible. Ayudar en la detección precoz de las adicciones ante los primeros contactos es imposible (no hay planes en las escuelas y para padres de tipo masivo). El “pensamiento consolidado” acepta la educación sexual pero no la prevención de drogas.

Mencionar que en la edad de comienzo (12 a 16 años) el riesgo es aún mayor por la vulnerabilidad biológica e inmadurez cerebral y de la personalidad no es escuchado. Este discurso “progre” desconoce la función del sistema nervioso. No existe el cerebro y todos los estudios actuales sobre los cambios metabólicos y estructurales en las neuronas que generan las drogas y máxime en edades precoces son sistemáticamente elididos y negados sin ninguna evidencia que los avale.

El panorama epidémico se completa con la imposibilidad fáctica de abrir centros legales de atención de pacientes por algunos escollos legales desde el 2010 hasta la fecha. O sea nuestro país se quedó sin prevención efectiva en franjas críticas de la población (niñez y adolescencia) y con centros súper-saturados de pacientes en estado severo de intoxicación. Las guardias solo tratan a intoxicados y no a personas que padecen una adicción cuyo drama previo a la tragedia está ahí frente a ellos en las salas de emergencias. Esto es lógico ya que la falta de una planificación preventiva escolar y familiar fomenta la aceptación social del consumo y la primera prueba de sustancias y alcohol en edades puberales e infantiles.

Se promueve irresponsablemente el consumo de marihuana y se generan campañas comunicacionales con confusión entre el cannabis medicinal(producto que debe ser realizado por un laboratorio y para tratar a enfermedades específicas y bajo control médico) y el “porro”de marihuana. Muchos padres en las primeras entrevistas con hijos con severos trastornos nos muestran lo “exitoso” de estas campañas ya que hubo un triunfo de la desinformación a través de la confusión entre lo medico cuando es pulcra y cuidadosamente administrado y el uso social del “porro” como algo ya normal y normalizado en la adolescencia.

La Junta Internacional de Fiscalización de estupefacientes (JIFE) dependiente de la ONU nos dice en estos días que este fenómeno de confundir el uso médico de algunos químicos del cannabis para el tratamiento paliativo de algunas enfermedades con el “porro” ha llevado a una baja de la percepción del riesgo y al aumento del consumo global de la marihuana y otras drogas. No se escuchan a los organismos científicos.

En Canadá el Primer Ministro Trudeau tiene en consideración para su aprobación la legalización de la marihuana con fines recreativos e incluso habilitar la compra para niños desde los 12 años hasta 5 grs. Los mayores de 17 años pueden comprar y poseer marihuana en cualquier cantidad y en uso público hasta los 30 grs. Cada canadiense podrá tener en su casa hasta 4 plantas de cannabis. Esto se denomina Ley Liberal C-45. Se han pronunciado en contra la Asociación Médica canadiense, la Asociación de psiquiatras de Quebec y la Alianza de pediatras de Ontario. No son escuchados. Alertan en su pedido de frenar esta locura social lo siguiente:”…el cerebro continua desarrollándose hasta los 25 años y el consumo de marihuana obstaculiza gravemente el desarrollo de los adolescentes”.

LAS MUERTES NEGADAS

Recibí este Facebook desesperado que me mandó una madre uruguaya de familiares caídos en Adicciones en Uruguay(grupo de padres):” solicitamos que las autoridades erradiquen de las calles los problemas de drogas…”.Es un pedido de ayuda que muestra el estado de crisis que vive el pueblo de ese país luego del “experimento social” de la legalización de marihuana aplaudido por la “progresía” vernácula. Hoy es el primer país en el consumo de esta droga y de la cocaína y hay dos comercios en desarrollo; uno es el legal promovido desde el propio Estado y el ilegal en aumento.

Donde hay drogas hay pérdidas. Lo supuestamente “valioso” se transforma en marca de muerte. Perdidas en un doble sentido; por un lado los muertos que surgen de la lucha por el control territorial de las plantaciones y la distribución y los que la que quieren combatir y por otro los que al consumir van muriendo, quedando con distintas discapacidades, hijos abandonados, abusos de todo tipo emocional y sexual por el consumo de estupefacientes.

Por otro lado se niegan las muertes que ocasiona el consumo de drogas y las discapacidades que ocasiona. El deterioro social y cultural que promueven. Las vidas que se malogran y se deterioran. Nuestras cárceles están llenas de personas que tuvieron un consumo dependiente de sustancias y cometieron delitos. Estos son muertos en vida. Hay hospitales enteros llenos de consumidores que solo tienen el beneficio de una desintoxicación de como máximo 72 horas y no un tratamiento. Viejos ya a los 40 años y seniles cerebralmente que “lucen” cansados de la vida llevando una mochila de fracasos familiares y sociales luego de un consumo voraz de cocaína rondando de clínica en clínica. Accidentes cerebrovasculares en gente joven. Diabetes e infartos en adolescentes. Familias enteras de consumidores. Muerte pura. La sociedad ofrece como tratamiento algo similar a una “tintorería” o “chapa y pintura pero no motor”; símbolos éstos del desprecio que tenemos para ofrecerle al ciudadano con una enfermedad una investigación de las causas que lo llevaron a esto y una posibilidad de rescate de una enfermedad.

Elproblema de las drogas se ha transformado en un problema jurídico y no humano. O en un problema militar y no humano.


JUAN ALBERTO YARIA 

DIRECTOR DE GRADIVA-Rehabilitación en adicciones

 

 

LOS “COMBOS” DE LAS DROGAS

“…pero un día la droga la hizo suya y en vez de cargar nafta le echó morfina” (EDMUNDO RIVERO Y CARLOS DE LA PUA-TANGO)

 Y sigue diciendo en cada esquina en lunfardo del tango “Packard”: “se fajaba de bute en cada esquina” que relata la Argentina de los 60.Mientras tanto,  el titular de la Sedronar advirtió que el país afronta una “emergencia” por el aumento del consumo de drogas (La Prensa 19 de marzo 2018). Cuando un funcionario habla de “emergencia “aplica un concepto que en la salud pública tiene una precisión muy específica: las variables epidemiológicas se han escapado y entonces los recursos asistenciales no alcanzan así como resultan precarias  las políticas preventivas.

La epidemia habla. Consume drogas tu compañero de trabajo porque está cansado buscando trabajar más, el operador de bolsa , el maduro con sildenafil (viagra) para creer que aumenta su potencia sexual con una mujer más joven , el médico para operar , anestesiar , “rendir” más; consume drogas tu hijo o tu jefe , consume drogas el amante de tu mujer , el camionero que transporta por rutas, el que maneja un autobús con centenares de pasajeros , el recolector de basuras , el taxista mientras despotrica contra todo desde el Presidente hasta otros conductores y nos lleva a  un ritmo frenético ,el futbolista para hipotéticamente rendir más , el anestesista para poder operar durante 24 hs en el mismo quirófano. También la enfermera mientras te cambia la sonda, el camillero y el conductor de la ambulancia mientras con su luz roja y la alarma rompe el ruido de la calle con el más potente que es el de la muerte (él también está a punto de explotar con sus arterias contraídas y a punto de estallar por la coca) .El policía para hacer más turnos, el abogado en su tarea como penalista que incluso cobra con drogas el pago por sus tareas de sus clientes. Hablo así porque los atendemos en Gradiva y todas estas profesiones están azotadas por lo llamaría más que epidemia una pandemia (descontrol de las variables epidemiológicas).

HECHOS NUEVOS DE LA EPIDEMIA

Debemos agregar nuevos fenómenos que se están dando:

1.El llamado en Europa “Chem Sex”y también  en la Argentina con la promoción de orgias a través de aplicaciones en los celulares como subcultura de usuarios de drogas llamadas recreativasque realizan actos sexuales de alto riesgo bajo la influencia de drogas. Es por esto que en todo el mundo están aumentando la blenorragia, sífilis, el HIV, la hepatitis C. La manía supera a los cuidados .La manía es la entronización de la omnipotencia más allá de los límites de las conductas éticas y los parámetros de lo corporal que los marca la propia naturaleza. La meta-anfetamina, el éxtasis, viagra, alcohol en cantidad  con el agua como supuesto rito de purificación forman este rito tribal que duran horas e incluso días en quintas privadas, casas o departamentos, o en locales alquilados para esos fines sin ningún tipo de control . El descontrol y la manía son la norma. El cuerpo no existe. Los daños que pueden generar no son medidos y son traspasados. En muchos casos el “chem sex” se practica solo con una computadora desde donde en contacto con ciertos sitios que promueven la perversión sexual se imaginan y actúan distintas escenas eróticas .Un hotel transitorio a veces es el lugar con varias mujeres que interactúan entre sí frente a un espectador que se masturba con varias drogas que todos han consumido. Conocí pacientes que contrataban mujeres en un hotel para él solo gozar con los desnudos y los “pornos” televisivos mientras se masturbaba.

  1. Crisis y anomia familiar: el permisivismo es un hecho clave en el mundo del consumo en la adolescencia .En nuestro centro el 15 % de los padres permitió fumar “porros” a sus hijos. En los padres el 30 % consume y los hijos lo saben .El consumidor habitual adolescente fuma alrededor de 4 “porros” diarios que es casi un “asesinato de la neurona” en un adolescente con un sistema nervioso en plena evolución. El contexto familiar “luce” anómico (“anémico” de normas) y en las escuelas se discuten salarios pero de prevención en drogas…nada. Hay solo algunas organizaciones sociales que intentan hacer algo pero sin un Plan Maestro que los guie. Se está generando un gran problema de salud pública o sea un hecho multigeneracional de consumo (padre e hijos en condición de dependientes) y con todos los fenómenos agregados: violencia, negligencia, abusos de distinto tipo con el sexo en el seno familiar como ingrediente.
  2. Las llamadas drogas de sumisión química(todas las que generan dependencia que en realidad son todas) están detrás de una de cada tres agresiones sexuales Necesitamos recuperar la brújula social y familiar.Las “Lucías” (célebre caso marplatense del 2016) de la Argentina encogen nuestra alma. Tengo nietos de esa edad y hablando con ellos me muestran las situaciones de peligro que viven. Alertados por nosotros y sus padres sortean esas trampas que instaló la “cultura narco” en nuestro país. Sí, la “cultura narco” que reina y horada escuelas, instituciones policiales, judiciales y políticas e incluso a familias enteras devoradas, ellas mismas, por el consumo. Como siempre en nuestro país no se habla del consumo de drogas y alcohol en los hechos de violencia sexual.

La fiscal del homicidio de Lucía sostuvo  la hipótesis que la menor de 16 años fue obligada a consumir drogas hasta perder su capacidad de defensa y luego violada hasta la muerte. También que una vez producido el fallecimiento la víctima fue lavada y vestida para llevarla, aseada, a la sala de salud de Playa Serena.

Hay muchas “Lucías “en nuestro país. Tengo la misión de tratar a muchas de ellas en Gradiva. Las que se pueden “salvar” porque en realidad es una salvación nos van relatando el cautiverio en el cual vivieron. La “trata “de personas oculta este fenómeno de las drogas y de los personeros que las mantienen (personalidades psicopáticas de alta letalidad social).

La edad asegura un cliente rápido ya que sube enormemente la posibilidad de generar una dependencia cuando se consume a en edades de 12 a 18 años. La industria y el marketing de las drogas están preparadas para eso. Llegar a esa población y ahí las escuelas son fundamentales con una población cautiva enorme y con “dealers”, en muchos casos alumnos ellos mismos, que serán los que en la intimidad de las aulas venderán luego que ellos hagan los primeros contactos. Así pasó con Lucía.

El sexo luego es la moneda de cambio para más drogas. La voracidad por el consumo sube en estas edades por la inmadurez de la personalidad y al mismo tiempo por la inmadurez del sistema nervioso (los centros de control inhibitorio están en desarrollo y los centros instintivos -emocionales en la adolescencia están sobre estimulados).

 

NUEVOS TIEMPOS Y MAS INCERTICUMBRE

Las drogas son hoy un valor de cambio, son transacción en la cual paga un delincuente a su abogado, un importador de sustancias a su “dealers” del puerto, un cliente a su prostituta preferida. En la sociedad de la velocidad la coca es un complemento casi perfecto para creerse omnipotente. Delirio del Ego que olvida nuestros déficits y carencias aunque sea por un momento. Nos olvidamos que la vida es también malestar y pausa.No es solo placer y menos un placer inventado con químicos externos. En esta sociedad hay que desterrar el malestar como “dogma” con la presunción engañosa de que somos “anti dogmáticos” y ser fieles al consumismo y pagar por esa pócima blanca un dinero que vale para paliar por un momento nuestra inermidad e indigencia aún a costa de hipotecar nuestros activos corporales y mentales. Pero todo esto se vuelve “resaca”, depresión, infarto, el ACV que son los destinos habituales por querer sobrepasarnos a un Mas Allá del Principio del Placer.

Sociedad de “veloces” pero en donde ganan los “lentos”, o sea los rápidos de pensamiento. El que escucha no el que corre.  El que atiende y sabe enfocar y no el multifocal hiper-kinético. Lo otro es la alucinación de la omnipotencia y el delirio de la indigencia y el desamparo. La prevención masiva escolar y social , la detección precoz y los tratamientos son un elemento necesario frente a esta emergencia sanitaria.

DR JUAN ALBERTO YARIA

DIRECTOR GENERAL GRADIVA-Rehabilitación en adicciones

 

“LAVADEROS” Y DROGAS

:”…EL ELOGIO DEL VACÍO Y EL DEBILITAMIENTO DE LAS NORMAS NOS DEJA A LA INTEMPERIE EN EL MUNDO ACTUAL”.

 A.TOURAINE-PODREMOS VIVIR JUNTOS

Hay “lavados” por doquier. Todo se lava. Va el paciente a la sala de guardia intoxicado y con una vida llena de dramas y de fracasos existenciales. No es una persona que sufre. Es solo un intoxicado como lo puede ser al plomo, o a un alimento en mal estado. Recibe el trato de un intoxicado. Pulso, presión, temperaturas ahora normales. Suero recibido y algún tranquilizante. El medico está apurado ya que hay decenas en las guardias de los grandes centros urbanos como él. Le pide que vuelva la semana que viene al consultorio externo. No vuelve más pero si volverá seguramente al consumo luego de esa “resaca” tan mal atendida. Nadie le preguntó qué le pasaba en su vida. Se ha consumado el “lavado” de una persona Y por ende otro fracaso más en la existencia de este sujeto que tiene una enfermedad como la adicción que no puede dominar. No es una persona que padece una adicción es solo un intoxicado.

Aumentamos así todos los días la epidemia de consumo de drogas y de sus enfermedades asociadas. Muchos terminarán en prisión, en la calle o como “mutantes ausentes” que a veces no tienen siquiera la dignidad del cementerio y culminan sus vidas anónimas en un “volquete” de los suburbios luego de una refriega.

En realidad nuestro “intoxicado” desde la sala de emergencias de un hospital público o privado debería ser convencido a recibir un tratamiento de largo alcance con residencia en una comunidad terapéutica apelando a la voluntariedad del mismo o en muchos casos involuntarizandolo si está en riesgo su vida o la de otros (instrumentos de la ley actual) .El medico apurado en la sala de guardia no lo puede hacer y además nos podemos preguntar : ¿está formado para entender la diferencia entre un intoxicado y una persona que padece adicciones?; ¿tiene centros de derivación?;¿es fácil la instrumentación de una derivación?, ¿hay algún familiar responsable que avale todo esto?. A veces todo culmina en una fuga “lenta” de una sala atestada por demandas y urgencias de cualquier tipo (accidentes cerebrales, cardiacos, violencias familiares, etc.).

Todo parece llevar al “lavado” y al aumento de la explosión epidémica del consumo. El ser humano se transforma en un “plus biológico descartable” en donde triunfarán los más fuertes y los más débiles se arreglaran como pueden cargando con sus déficits vitales, genéticos y familiares y con sus escasos recursos cerebrales que se van quemando mientras aumenta el consumo.

Mientras tanto en la Argentina desde el 2010 absurdamente se impiden la apertura de centros asistenciales especializados en psiquiatría y comunidades terapéuticas para la atención de patologías complejas ligadas a las adicciones. Es el único país del mundo donde eso sucede. La pandemia-ya que en ciertas zonas del país es una pandemia- muestra que faltan centros. Surgen lugares sin controles sanitarios y sin ningún tipo de habilitación. La Argentina en este tema parece ser un país “condenado al fracaso” y no como dijera aquel presidente de los 2.000 que estábamos “condenados al éxito”.

Esta falta de lógica reinante tiene , a su vez, una lógica que es la maquinación de miles y miles de “peones” de un gran negocio que no se combate solo “reventando” cuevas de venta. El “paciente-peón” es parte de una maquinaria de aumento de consumo, de vendedores y de plusvalía y junto a esto los centros financieros se valen de discursos supuestamente “progresistas” (“la nueva izquierda”) en donde la libertad personal se confunde con la esclavitud programada en miles de personas que han perdido la principal plusvalía que nos separan de los primates como es el lóbulo frontal.

 

EL PACIENTE ES NECESARIO PARA EL LAVADO DE ACTIVOS

Los colombianos nos enseñan desde Pablo Escobar hasta acá. Hoy las organizaciones de venta se sostienen manteniendo un stock (termino comercial necesario para el análisis) cada vez más creciente de consumidores y esa plusvalía con un monto de corrupción imprescindible se recicla en nuevos negocios legales. Incluso prestan a empresas legales los excedentes que recaudan y estos le devuelven un porcentaje menor ya lavado y entonces tienen empresas comunes que ellos mismos manejan con “testaferros “. Negocio por todos lados con la garantía asegurada por los lemas de Escobar: “plata y plomo”. Así hoy las Fiscalías anti-corrupción investigan redes de negocios, empresas, estancias, supermercados en toda Colombia que han crecido a la vera de organizaciones de narcotráfico que se han rendido a la paz pero que en realidad parecen no haberse rendido (investigación-redes supermercado cundí por valor de 650 mil millones de pesos colombianos).

Ese paciente necesario en esta maquinaria es un desecho, un descarte en esta sociedad que ni siquiera le brinda un servicio digno para que pueda vivir en libertad y sin drogas. El paciente parece ser el nuevo y “necesario” explotado de este siglo XXI lo cual pone en cuestión al discurso de la “nueva izquierda” que ataca cualquier discurso preventivo por considerarlo de “derechas”.

 

Frente a esto las voces “supuestamente” progresistas hablan de la legalización de la marihuana. Lamentablemente se olvidan del cerebro y de los daños que causan las drogas. Para ellos el cuerpo parece ser de “plastilina” y solo moldeado por la cultura opresiva y de dominio del capitalismo. La experiencia uruguaya nos muestra el aumento del consumo no solo de la marihuana sino de todas las drogas y además el incremento de las bocas de venta ilegal. El consumo regular de marihuana puede tener un efecto negativo significativo en los cerebros de los adolescentes y adultos jóvenes, incluyendo deterioro cognitivo, de memoria y mala atención y menor cociente intelectual. Además hay un claro aumento de las esquizofrenias y del deterioro del aprendizaje (caen las matrículas y los abandonos escolares se acrecientan).

 LA PREVENCION Y LA ASISTENCIA PRECOZ

Leo las metas del nuevo plan de drogas de España hasta el 2021 y hay dos ideas claras: “alerta temprana” en la educación preventivacon la intervención de escuelas, padres, iglesias, instituciones y detección precozdel consumo con una red de centros de asistencia de todo tipo ambulatorios, psiquiátricos, comunidades terapéuticas. Amplia formación de médicos y profesionales de la salud en un plan integral de atención y prevención así como de maestros y profesores. Ellos luego de la experiencia “progre” aprendieron que lo mejor es luchar para que no exista el primer contacto y esto una clara acción cultural basada en los valores de la salud y de la vida. Creo que por acá está el camino y no sólo “reventar” puestos de ventas.

JUAN ALBERTO YARIA

DIRECTOR GENERAL GRADIVA-Rehabilitación en adicciones

LA MARIHUANA COTIZA EN WALL STREET

Nora Volkow (máxima autoridad en USA en el campo de la salud pública) dice: “adónde vamos con todo este “experimento social” de la marihuana libre…”

La marihuana cotiza en las grandes ligas del capital productivo y financiero ya que una de las productoras de cannabis medicinal y de marihuana recreativa lo hace, ya, en el Nasdaq que es el sitio de las empresas tecnológicas y farmacéuticas más fuertes. Cronos Group, así se llama, compite junto a Apple, Microsoft, Starbucks y como tantas otras cotiza. Con 1500 millones de capital se apresta a trabajar para el mercado que se abre de la marihuana recreativa en USA. Nasdaq es el mercado favorito de las empresas de la nueva economía. El lanzamiento en Wall Street es una señal más para los inversores de que es un sector en el que el dinero puede funcionar.

El estreno se produjo el martes 4  en el Nasdaq, donde cotizan otras compañías que indirectamente están relacionadas con esta sustancia como GW Pharmaceutical, que desarrolla un tratamiento para la epilepsiacon derivados del cannabis. Cronos vende cannabis en Alemania para uso medicinal y está estableciendo plantas de producción en Australia o Israel, además de Canadá. Estados Unidos es su próximo objetivo.

El Nasdaq, sin embargo, es un mercado con mucha más liquidez, al que acuden las empresas emergentes para dotarse de capital para financiar su crecimiento, y mucho más visible para captar inversores dispuestos a arriesgar su dinero en esta nueva aventura de negocio pese a las reticencias de Donald Trump. Sus acciones cayeron un 2% en el estreno. Luego tomaron fuerza y cerró la semana con una apreciación de casi el 20%. En el mercado de Toronto el impulso fue incluso mayor esta semana, del 40% desde el lunes. La apreciación fue suficiente para volver a colocarla muy cerca del máximo histórico que alcanzo en enero, antes de desplomarse un 25%. Acumula una apreciaron del 1.400% desde su estreno en enero de 2015.

Otra de las compañías canadienses que cotiza en Toronto y que está dedicada directamente a la marihuana es Canopy Growth. La multinacional Constellation Brands, que controla entre otras marcas la cerveza Corona, pagó el año pasado 190 millones de dólares por hacerse con una participación en esta sociedad.Los analistas del banco de inversión Cowen & Co proyectan que el mercado de la marihuana moverá 50.000 millones de dólares en 2026, frente a los 6.000 millones en 2016.

Se espera en paralelo que Canadá legalice el cannabis con uso recreativoeste verano. Dijimos la semana pasada en nuestra columna que el Primer Ministro Justin Trudeau anunció en consonancia con el crecimiento de los conglomerados de producción y comercialización que se legalizaría el consumo con fines recreativos con la apertura de tiendas e incluso los niños de más de 11 años podrán tener hasta 5 grs. de marihuana.

Los grupos médicos de Canadá se oponen por razones de salud pública pero hoy nos podemos preguntar, incluso remitiéndonos a nuestra experiencia en la Argentina, que su opinión poco importa. Directamente no son escuchados.

¿Por qué deben ser escuchados en una época de relativismo cultural, de políticos que piensan “cuanto peor mejor” para la toma del poder y/o el mantenimiento del mismo y ante las ganancias siderales que esto deja?. Los narcos a su vez apoyan ya que aumentará el global de consumo y se crean tres mercados que son “fanáticos” de estos cambios: el comercial –productivo, el político ligado a los pensamientos de la “nueva izquierda” que tiene en las drogas y su uso libre uno de los objetivos para que caiga la llamada cultura “antigua” y por último el “mundo narco” que va a competir con el legal siempre en mejor condiciones como ya sucede en Uruguay.

El proceso de legalización del consumo de marihuana se está haciendo de forma progresiva en EE UU, Estado por Estado. En nueve territorios está autorizado para consumo recreativo y en 29 con fines médicos.

EL “CANNABIS MEDICINAL” COMO CABALLO DE TROYA

Dejarle a alguien un “presente griego “alude a aquello que encubre un engaño y una trampa. Surge desde la Odisea de Homero y en la Eneida de Virgilio en donde para tomar  militarmente Troya como resultaba  imposible atravesar las fortificaciones se le regala a los troyanos un presente que era un caballo de madera  luego recordado como el Caballo de Troya lleno de soldados que una vez introducidos en la ciudad la toman. Durante la noche los guerreros salieron del enorme caballo, mataron a los centinelas y permitieron la entrada del ejército griego provocando así la caída definitiva de Troya. Los troyanos eran muy creyentes y los que lo engañaban le decían que el Caballo era un regalo de los dioses y cayeron en el engaño.

Debido a los enormes intereses económicos y geo-estratégicos que están en juego,  esta droga (marihuana) de efectos euforizantes y alucinatorios puede ser nuestro Caballo de Troya en relación a la generación de una mayor epidemia y abrir el camino, como pasó en Troya, para la entrada al consumo de otras drogas. Ya estamos frente a una epidemia de consumo de drogas en general (con la marihuana y el alcohol como ejes) y ciertas actitudes e incluso ciertas vacilaciones conceptuales en personas con poder de decisión son verdaderamente preocupantes.

En principio la confusión es la primer vía de entrada ya que se confunde aviesamente el cannabis medicinal (uso de uno de los químicos del cannabis) para ciertas enfermedades con el “porro”.Se instala en la opinión pública y en las familias que el “porro” de marihuana no tiene ningún efecto para el deterioro de la salud.

La normalización del consumo de drogas (estamos en vías de eso) pasa por la liberalización de la marihuana minimizando sus efectos, la critica a todo  a todos los sistemas asistenciales y cambiar todo esto por una supuesta “educación” sobre el uso racional de drogas incluso desde la escuela, no hablar de los padecimientos que éstas traen y repudiar los estudios cerebrales sobre el daño que generan; así se va armando el Caballo de Troya sobre la base de grandes intereses económicos e ideológicos. Todos estos movimientos tienen financiadores y fundaciones que los avalan Cuando a finales de los 80 y 90 estudiaba en USA las grandes empresas ayudaban en programas preventivos. Hoy ya no es así.

¿Y LA SALUD PUBLICA…?

Estos cambios de política podrían desencadenar una amplia gama de los sistemas sanitarios y sociales en nuestro país. ¿Quién va a pagar esta fiesta de discapacidades?. El consumo de cannabis está emergiendo como uno entre muchos factores que pueden afectar el desarrollo del cerebro y la función mental. La adolescencia representa un período crítico del desarrollo neurológico caracterizado por marcado poda sináptica y el aumento de la mielinización. Trastornos del aprendizaje y deterioros de la función cognitiva también y opera como factor de envejecimiento cerebral.

Hoy brote psicótico y consumo de marihuana, especialmente en adolescentes, en personas vulnerables es una realidad.¿Pero a alguien le importa esto?.¿No será que estamos entrando en una sociedad “darwiniana” en donde sólo se salvarán los más fuertes?

JUAN ALBERTO YARIA

DIRECTOR GENERAL GRADIVA-Rehabilitación en adicciones

 

MADRES CONTRA EL “PACO”

“…la locura de hoy es la asimilación al anonimato y a la despersonalización bajo el silencio de todos”(Clínica del vacio-M.Recalcatti)

Cuando observamos pacientes con severos trastornos adictivos (atendemos pacientes con casi 30 años de consumo) o de una iniciación precoz   (edades casi infantiles) vemos cómo se van “quemando” vínculos con la familia. El largo periplo que culmina en  consumo solitario es la imagen misma de la soledad de vínculos en que han caído. Se va formando lo que se llama hoy “Familias Multiproblemáticas”.Suelen ser una “estación” de entrada a las drogas y, a su vez,  la “estación” final si no se logra frenar el consumo crónico. Se van liquidando todos los vinculos y quedando el hombre  frente al espejo de su auto-destrucción. Es común en estas familias la presencia de varios con problemas, algunos presos, otros hijos muertos, algún familiar en decadencia alcohólica (no hay uno solo con problemas), una gran desorganización en los límites, comunicación y orientaciones humanas, el abandono de las funciones parentales, aislamiento y una pobreza espiritual y en otros de tipo material enorme. Se instala la desesperanza en la vida. Llegan vencidos a la consulta, no creen en nosotros porque ya no creen en ellos.

Instalar con una actitud  profesional presidida por una gran empatía y calor humanos es lo que puede generar   una posibilidad de esperar y creer; ayudarlos a encontrar recursos a pesar de sus vulnerabilidades permanentes es otra tarea mientras tanto fortalecer apegos y afectos es una acción permanente así como abrirlos a grupos de autoayuda e incorporarlos a otros recursos humanos que han pasado por la misma situación .Descubrir en las experiencias de otros una rehabilitación posible. Ayudar a que puedan lograr una mejor organización familiar es un proyecto que se hace necesario. Hay miles y miles así en nuestro país.

Los que tienen recursos para superar la adversidad (capacidad resiliente) incluso se nuclean en organizaciones de Padres .Un ejemplo de esto es la “Unión de madres contra el Paco y Organizaciones Sociales contra las Adicciones (UNIFE)” que el 3 y 4 de Mayo en la Provincia de Corrientes van a unir a miles de Padres  para debatir y peticionar a las Autoridades la posibilidad de tratar a sus hijos y de prevenir esta epidemia. Es importante que la SEDRONAR avale esto y allí estaremos los que todavia creemos que se podemos enfrentar la magnitud de la muerte del sentido que implica las drogas en las calles.

Jorge hace 30 años que consume la  bolsa de cocaína y lo llama más que nada en la vida siendo, asimismo, la nada misma. Comenzó a los 18 años. Interrumpió el consumo un tiempo pero todo volvió. Los tratamientos se abandonaban. Hijos que quedan atrás, padres heridos algunos ansiosos, otros con accidentes cardiacos o cerebro-vasculares. Todos sufren, se desgastan y se van “quemando” a medida que progresa la enfermedad hacia lo terminal .Nadie puede detener nada. Todos son “espectadores de su propia muerte” como me decía con dureza un paciente. La voluntad del paciente ya no existe. Las fortunas en Jorge se perdieron así como su metabolismo quedó alterado con diabetes, hipertensión y ataques de bulimia que lo llevan a un sobrepeso. La abolición de las funciones orgánicas (CPK altísimo como marca de un desgaste hepático, hígado graso, arritmias cardiacas, etc.) son la concreción de una abolición de lo humano. La familia está demolida .Todos corren detrás de abogados, comisarias, salas de emergencia. Es la caída de lo humano que es la del autocontrol y la gestión de la propia vida.

Mientras tanto Oscar a los 12 años empieza con marihuana, luego la carrera hacia el paco junto con el alcohol se acompañan de un abandono de la escuela .La madre corre. El padre…el padre dónde está? .Nunca estuvo. No hubo vínculos. Paternidad solo biológica en dónde ni siquiera hubo donación de apellido ni de sentidos, orientación y límites que es parte de la Función Paterna. Justo en la adolescencia que era donde más se necesita la figura paterna desparece quien nunca apareció.

A la misma altura de lo dramático está la experiencia de mujeres que consumen que es de suyo muy compleja ya que conviven en la mayoría de los casos con una pareja que también consume, en donde hay traumas por maltrato físico, hijos que no pueden atender .Una madre que abusa de drogas es incapaz de protegerse a sí misma o a sus hijos como víctimas de maltrato. Todas estas situaciones forman parte de familias Multiproblemáticas en donde el hijo que vino al mundo es un “invitado” a un “festín” de rechazo y desamparo.

PENSEMOS LA PREVENCION

Años de menospreciar la prevención como alerta temprananos llevó a esta situación .Los costos que estamos pagando son enormes. Económicos, en vidas, deterioro, enfermedades psiquiátricas invalidantes, sistemas judiciales y penitenciarios. Coqueteamos con el consumo durante años. No alertamos en escuelas, medios de comunicación,familias, Iglesias, empresas. Hoy en todas las instituciones hay muestras palmarias y desconcertantes de estos déficits. La probabilidad de buena respuesta aumenta en relación a la duración de los tratamientos y tienden a mantenerse en el tiempo.

El costo de tratar  pacientes con trastornos adictivos es menor al costo asociado al uso de servicios de salud y social, la criminalidad y el uso de servicios de justicia. El Estado ahorraría, ganaría en salud, bajaría el índice de discapacidad y de deterioro de miles, se aseguraría un capital humano y social en condiciones más óptimas que es el verdadero capital de una Nación. Hoy sabemos que una intervención precoz en asistencia lleva a tasas de abstinencia que a 5 años es de alrededor de un 50%, la cesantía laboral baja un 50%, la criminalidad en un 30%.

Después de un añode tratamiento esta  duración predice mejores resultados en tres mediciones: patrones de consumo de alcohol (abstención, problemas y síntomas de dependencia); funcionamiento psicológico (autoeficacia y depresión); y funcionamiento social (participación en actividades sociales, cantidad y calidad de amistades).

FORTALECER FAMILIAS

Estas familias luego de años de dolor y frustración tienden progresivamente a aislarse , fragmentarse , desconfían y excluyen las ayudas lo cual las va confirmando en la desesperanza y en la creencia de que sus problemas no tienen solución .Muchos se mueren por penas y tristezas con una alta dosis de auto-inculpación . Trabajar con ellos es importante. Depresiones crónicas, enfermedades orgánicas que encubren un dolor de años. Descubrir recursos en ellos es fundamental como lo están haciendo esas Madres contra el PACO y las Organizaciones Sociales contra las Adiccionescon un nombre que las convoca que es todo un signo de resiliencia y de lucha contra la adversidad (UNIFE).Fe. Esperanza. Los sistemas sociales y los países no se suicidan mientras existan personas como las que forman estos grupos.

  1. JUAN ALBERTO YARIA

DIRECTOR GENERAL GRADIVA-Rehabilitación en adicciones

 

 

 

 

 

MARIHUANA: A DOMINAR DEL MERCADO

“…desde que se aprobó en Colorado la venta libre de marihuana aumentaron las hospitalizaciones y visitas a salas de guardia por intoxicaciones”Health.News. Marzo 2018

Vivimos a mil. En el cambio de era todos sufrimos, pero mucho más los “milenialls” que son los nacidos a los fines del 80 y con padres comprimidos entre tres siglos (formados con pautas del siglo XIX, “aggiornados” como se pudo al siglo XX y con la impronta de la caída de todo el mundo  vertical del siglo XXI).Nos quedamos todos perplejos. Los  padres sin saber que transmitir y los chicos en la incertidumbre. Civilización de la imagen, todo pasa por el impacto de las imágenes. Civilización tecnológica en donde desde el celular, Instagram, Facebook y twitter creemos dominar el mundo. Pocos contactos humanos y mucha imagen en tiempo real. Información inmediata. Réplica sin reflexiones. Comunicaciones virtuales pero al mismo tiempo no hay lugar para hablar y sentir desde la mesa familiar en adelante (¿qué es eso de la mesa familiar?). Vacíos por doquier.

Todo esto parece fomentar una crianza fallida en donde el logro no tiene que ver con el esfuerzo. Se consigue todo sin esfuerzo y de lo contrario el familiar exigirá un galardón o una buena nota en la escuela ante un maestro temeroso o de lo contrario los profesores darían un premio para no pelearse con el alumno o familiar. En este mundo de impacto en tiempo real  y con un déficit de vínculos humanos la catarata de mensajes instantáneos desde muy pequeños  vamos liberando una dosis enorme de dopaminaque es un transmisor químico cerebral que entre otras cosas tiene que ver con la omnipotencia, la excitación y el placer instantáneo. Todo debe ser conseguido “ya” en este sujeto no formado para el esfuerzo. La realidad se da de bruces con la magia en la cual fuimos formados.

Esa dosis enorme de dopamina la logra también el que fuma, en mayor cantidad el que se droga, el  alcohólico y el que apuesta (casino, caballos, etc.). Desde chicos preparamos futuros adictos atados a las redes sociales e inflados de dopamina esperando la respuesta de aprobación o la réplica instantánea. Desde chicos no sabemos cómo lidiar con el stress del vivir que es un cotidiano aceptar la frustración y esforzarse por conseguir logros. No hay una “App” para vivir. La vida es lenta. Trabajosa. Lleva tiempo todo.

El stress adolescente toma al “milennials” muy anémico de nutriciones afectivas, vinculares y de soportes sociales auténticos. Las depresiones son comunes en esta etapa hoy, las sobredosis también así como los fanatismos  porque ante la complejidad del vivir  es mejor ser adicto de uno de los lados de la simplificación que propone toda “grieta” ya sea en lo político, lo cultural y que se nos propone como vida. El consumo de alcohol es un anestésico del  stress que se vende en cantidad (70% lo consume en estas edades).El cerebro nos “cobra” un peaje con una memoria adictiva (intervienen mecanismos químicos) que reiterará compulsivamente respuestas ante el stress del vivir. Cuando tengamos un problema sentimental, financiero, laboral la respuesta condicionada ya está presta para salir. Desde chicos quedamos preparados. Fumar, tomar, usar drogas es una posibilidad cierta. Nos ayudará a tirar la “pelota” para adelante. Magia. La realidad como adversidad es intolerable. Por supuesto ante tanto vacío en la constitución de su historia personal.

LA MARIHUANA ESTA AHÍ…

Hoy sabemos que la iniciación adolescente del “milennials” es con alcohol, tabaco y marihuana. Un gran mercado se avecina. El alcohol ya está. Las tabacaleras verán cómo vender cigarrillos con marihuana. Las farmacéuticas luchan por el mercado de la marihuana recreativa. Ya producen medicamentos en donde ciertos productos del cannabis pueden competir con la farmacopea tradicional para paliar ciertos efectos de la quimioterapia, las epilepsias refractarias y ciertas artritis. La confusión que hay en la población entre el cannabis medicinal y el “porro” es total. Muchas familias se enteran que el cigarrillo que fuman sus hijos es adictivo en una consulta y al ver los deterioros de su conducta.

Una de las principales farmacéuticas del Cannabis (Cronos Group-canadiense) cotiza en Nasdaq (Wall Street) con ganancias grandes. Se asocian otras compañías farmacéuticas. El negocio de la marihuana recreativa ampliamente promocionado en USA ayuda. Venderán en dos mostradores. Farmacias y en tiendas de venta de marihuana, ocho Estados de USA ya lo permiten. Canadá  está adentro .Lo demás cae fácil .Uruguay es un ariete en América Latina .Solo falta que el marketing de los grandes titanes del negocio sea acompañado por una propaganda política de los sectores progresistas apelando a los derechos humanos a consumir (¿y la salud pública, que es eso ¿). Los narcos se frotan las manos ya que saben cómo competir con el mercado legal. Uruguay sirve como muestra. Mientras tanto Colombia busca convertirse en el gran proveedor de la marihuana legal.  En el Valle de Medellín hay miles de plantas de cannabisque se convierten en maravilla de los discípulos de Pablo Escobar como anuncia Pharma Cielo Colombia Holding: ¿quién puede competir con la marca Colombia?. Se crean conglomerados de corporaciones mundiales para este nuevo negocio que se abre. Hay 33 compañías colombianas que han recibido licencias para cultivo y exportación.

En este mundo tan peculiar en donde la química genera tanta plusvalía y también alienación no es casual que la revista Forbes recomiende en Marzo de este año a los productores de leche de USA que ante las caídas de los precios de la leche la industria del cannabis es un nicho de oportunidades fundamental. Además está la marihuana comestible (tortas, lociones, etc.).Necesitan los agricultores y ganaderos tratar-dice la revista- con los magnates del cannabis para preparar alimentos con infusiones de cannabis.

En USA solo se espera como legalizar en bancos el dinero que ingresa porque el Gobierno Federal no permite blanquear un dinero que surge de un negocio como la marihuana recreativa que puede dañar la salud pública. Los bancos esperan la respuestas del Gobierno Federal porque “business are business” que es un viejo apotegma americano.

 

 

RECORDATORIO DE LA MARIHUANA

Humildemente recordemos: a. genera dependencia ( 10% a quienes alguna vez la consumieron-15 a 20% los que lo hicieron en la adolescencia y 30-35% los que hacen diariamente)  y abre el camino a otras drogas;

b.altera percepciones, crea desorientación espacial, aumenta la posibilidad de accidentes, afecta la coordinación motriz y a largo plazo deterioro neuro-cognitivo y en poco tiempo en los adolescentes generando caída de los rendimientos académicos;

  1. puede producir episodios psicóticos agudos con alucinaciones, ideas paranoicas, división de la personalidad, episodios de pánico;

d.sube el riesgo de producir esquizofrenia;

e.mayor riesgo de problemas respiratorios incluido el cáncer de pulmón. Estos son algunos hechos clínicos y enfermedades que se pueden desatar .De todas formas el contexto cultural, ideológico y económico parece tener poco en cuenta esto.

DR.JUAN ALBERTO YARIA

DIRECTOR GENERAL GRADIVA-Rehabilitación en adicciones

DROGAS: “LOS NUEVOS DESAPARECIDOS”

“en el mar bravío que es el vivir nuestro “salvavidas” es la cultura”

( José Ortega y Gasset)

Tratar implica  un ejercicio cotidiano  para asumir la angustia que los otros nos depositan .Ser continente de las angustias y poder devolver una reflexión-interpretación es toda una tarea con el objetivo de esclarecer y llamar a lo mejor del otro para que siga buceando en su intimidad. Hay días que todo se complica y terminamos cargados de preguntas pero también de tensiones. Familias con conflictos lindantes con la tragedia, desesperación y crisis con duelos, abandonos y traumas. Padres ausentes. Abusos, violaciones, negligencia. Madres dolidas. Pacientes que muestran los límites que ya no pueden traspasar: comas por sobredosis, accidentes casi fatales , días enteros de giras sin destino cierto , boliches , “after” luego del cierre de los boliches (8 hs a 13 hs.), “after –after” (ya por las tardes), hasta esperar la otra noche en plazas o en “aguantaderos” para seguir consumiendo, villas de emergencia con violencias por doquier, violaciones o sexo promiscuo con una memoria que falla luego de la amnesia provocada por la gran cantidad de estupefacientes .La suspensión de la memoria anula la posibilidad de personalizar lo hecho. Triunfo de la alienación pero son alienaciones compartidas en muchos casos con personajes desconocidos. Es la monotonía de la muerte próxima.  Así son los días de los “nuevos desaparecidos”. Mis pacientes y sus familiares lo pueden contar ya que son sobrevivientes. Una madre me comenta que agradece a Dios (es muy creyente) porque en su barrio ya murieron dos. No son tapa de los diarios son los “nuevos desaparecidos”.

Muchos viven de ese silencio cómplice. Cifras oficiales (Ministerio de Seguridad de la Nación) hablan de 21 mil millones de pesos que manejan bandas de tráfico.13.000 kilos de cocaína al año y 184.000 de marihuana. Esos 21 mil millones equivalen al presupuesto de Salud de la Provincia de Buenos Aires. La comercialización mueve 1.100 millones de dólares que equivalen a muchos proyectos de desarrollo minero, energético o industrial. Detrás de estos Poderes del delito hay otros dos Poderes que se guarecen en toda América Latina.

Por un lado intereses políticos  del llamado “progresismo” que buscan la liberación absoluta del consumo y denostan cualquier programa preventivo masivo que abarque desde las escuelas, las familias y todas las organizaciones sociales y por otra parte tratan de limitar programas de asistencia y tratamiento. Pensemos que la Ley de Prevención Escolar sancionada en el 2006 nunca se aplicó y que obliga a tareas en todo el territorio escolar con argumentos que no resisten ningún análisis ante la magnitud de la epidemia y pandemia que vivimos en algunos sectores de la sociedad argentina. Con respecto a la asistencia recordemos que desde el 2010 no se pueden habilitar centros asistenciales pese a la magnitud del daño que se está viviendo. Absurdo típicamente argentino que no sucede en ningún país del mundo ya que en otros lugares  se busca apoyar a todos aquellos que luchan en instancias de los consumos compulsivos y mortíferos.

Por último hay intereses económicos basados en la venta libre de marihuana sobre el “Caballo de Troya” de la marihuana medicinal que tiene grandes empresas farmacéuticas que cotizan en distintas bolsas del mundo especialmente en Wall Street y que van observando cómo cada Estado de U.S.A. va entrando en la venta de marihuana recreativa para unir a su negocio de la marihuana medicinal la venta masiva para todo U.S.A de la misma y luego los demás países caerán como en el juego del “yenga”. Uruguay es un ejemplo de eso y también como se están silenciando los daños que se están dando ahí.

Tres grandes intereses entonces; a. El narcotráfico vernáculo y de nuestros lares articulados a distintos países de América Latina; b. intereses políticos en donde se sigue el viejo lema del dominio de los pueblos “cuanto peor mejor” y por último los grandes capitales que estudiando el cerebro saben que la marihuana como ya lo es el alcohol en las jóvenes generaciones es un “abre-puertas” del cerebro y de todos sus energías químicas y eléctricas en la neurotransmisión de un cerebro inmaduro como es el del adolescente. Vendrán después las otras drogas como lo muestra nuestra clínica cotidiana: primero el alcohol en nuestra población más vulnerable, luego la marihuana y al poco tiempo otras drogas. Población asegurada. Plusvalía permanente.

Se van formando así “grupos sociales” de “desaparecidos” (“nameless” o los “sin nombre”) que deambulan en el anonimato de las ciudades organizando “ghettos” de una felicidad ilusoria  como verdaderos sujetos de sufrimiento pero que ni siquiera tienen la capacidad cerebral y de personalidad para asumirlo y enfrentarlo. Sufren los otros al verlos. El “sonámbulo” reemplaza  al que vive con vigor existencial.

SOCIEDADES DE LA  “DESVINCULACION”

El avance de la enajenación colectiva parece ser coetánea con la perdida de la transmisión de palabras, Ley, contención, desde los grandes escenarios del capital social y humano  de los pueblos: familia, escuela, instituciones de la espiritualidad y las redes sociales de contención que no sean virtuales (instrumentos, éstos, de la enajenación actual por la forma que son utilizadas). Esta sociedad está denominada por las escuelas de filosofía como “sociedades de la desvinculación” en donde se ha perdido toda estabilidad de vínculos que es la fuente básica de la transmisión .Nada dura. Parejas. Abandonos escolares. Ausencias de personajes significativas. La vida se transforma así en pura trauma si no se viven sustentos de relatos familiares, ritos, tradiciones fundantes. No hay transmisiones generacionales porque el hueco y los agujeros de personajes sustantivos reinan por doquier. Son las crisis de las narraciones en esta cultura del vacío que vivimos e incluso en ciertos sectores se aplaude.

Desde el vacío existencial de miles  reinan los receptores de la cultura narco .La química trata de llenarlos .La comida. Los juegos electrónicos. Vamos cosechando una multitud de aislados o de “nuevos autistas”, tristes vitalmente, sin deseo y que solo se manejan por impulsos. Sin capacidad de lucha porque para luchar hay que asimilar el principio de la realidad que siempre es asumir y aceptar un cierto “coeficiente de adversidad” que todo vivir presupone. Sin relatos, limites, amor contenedor solo crece un Ego omnisciente y narcistico que no está preparado para vivir .No puede asimilar toda adversidad que supone el vivir y solo está apto para huir…huir. La química se lo proporciona a costa de transformarse en un “desaparecido” que vive en pos de ilusiones cada vez más inalcanzables.

Son los nuevos “indigentes” de este tiempo .Los que pueblan las salas de emergencia y guardias de los hospitales porteños y del conurbano y de otros sitios. Los que pueden lograr subir una ambulancia del SAME porque a veces se llegó tarde luego de la peripecia que me narran los médicos de estos servicios para entrar en ciertos “aguantaderos”. Son los que están sin rumbo y los que viven en las zozobras de desamparo.

El consumo compulsivo cuenta con el beneficio de un cerebro ya domado y que se rige por los principios de la abstinencia en donde “una copa es mucho y cien son pocas”. La angustia de la abstinencia ante cada consumo se multiplica. Quedan encerrados. Ya no pueden huir. Están cerca de desaparecer. Solo queda la aniquilación pero en medio de un delirio o de omnipotencia o de ruina. Pares que se complementan porque siempre la omnipotencia lleva a la ruina.

LA RE-VINCULACION NECESARIA

El capital humano y social de los pueblos se forja con una  intensa vinculación entre escuelas, familias, Estado, instituciones de la espiritualidad, redes y organizaciones sociales. Prevención masiva .Reconocimiento pleno del problema

JUAN ALBERTO YARIA

DIRECTOR GENERAL GRADIVA-Rehabilitación en adicciones