DROGAS: CUIDAR LAVIDA

“Cuídate de ti mismo…” (Una de las máximas del Oráculo de Delfos)

Cuenta la fábula del Poeta hispánico Higinio que el hombre mientras viviera era de la Cura. ¿Que es la cura?: Es el cuidado. La misión del hombre es cuidar la vida. Tenemos que aprender a cuidar la vida, esa parece ser nuestra misión como hombres .Esto luego lo tomó Heidegger .El hombre como tal es un ser deficiente que necesita ser cuidado precisamente por él mismo y cuidarse también de sí mismo. La educación promueve en cada uno de nosotros ayudar a cuidar la vida ya que ésta no nos pertenece plenamente. Solo somos transmisores y cuidadores de la vida.

Frente a esto hoy se habla de drogas ligeramente y sin cuidado de los daños que éstas generan. La legalización buscada por ciertos grupos ideológicos ignora realidades hoy fundamentales como por ejemplo el cerebro y su dinamismo así como el ordenamiento social y familiar que son las claves de un orden social en cualquier sistema político. El otro día hablamos de Islandia y de su política señera en el campo de las adicciones y como pasaron de una epidemia a un nuevo prisma de valores sociales.

Tenemos hoy en nuestros consultorios “jóvenes-viejos” con un grado importante de envejecimiento cerebral precoz. Esta es una de las poblaciones de consulta son los adolescentes, muchos de ellos todavía niños que forman parte de lo que llamo el continente de los “nadies” que vagan por la ciudad sin escuela ni en muchos casos tutela parental. Otra población que demanda ayuda son adultos jóvenes o maduros que superan los 50 años con más de 20 años de consumo .Vienen vencidos, con fracasos afectivos, empresariales, familiares , dolidos del alma y con un cuerpo desvencijado en donde los “stents” o las operaciones cardíacas junto a la diabetes y la hipertensión hablan de una caída depresiva corporal .Y por fin grupos enteros de familiares “tomados” por el consumo con hijos que ven a padres consumiendo y en donde el modelo familiar es anestesiar afectos y limitar la palabra por el efecto de las sustancias.

El cerebro quedó afectado por las drogas en todos ellos pero al mismo tiempo ese otro “cerebro” que es el organizador social de la vida como son los grupos familiares, los amigos, el trabajo y la vida socio-cultural que es la trama de esperanza cotidiana. .Todo cae, varían los grupos de contacto ya que el “transa” supera al amigo, la búsqueda de sustancias al proyecto vital, la charla familiar queda caída por el autismo del consumo. Así vamos deteriorándonos.

DROGAS Y DAÑO CEREBRAL

En primer lugar el llamado sistema de recompensa cerebral que es donde está la sede de los dinamismos sexuales, de los impulsos, la comida, el control y la sensación de placer. La alteración de este sistema biológico que tiene una red química muy compleja libera conductas de exceso a la comida (por esto muchos adictos se transforman luego en bulímicos-anoréxicos), al sexo (adictos al sexo) y aumenta la memoria del consumo de drogas permanentemente. Dada esta última situación los pacientes recuerdan en forma pertinaz el uso de drogas y el llamado “craving” (anhelo irresistible de sustancias) los puede llevar a una recaída.

Nuestro cerebro se maneja con 2 energías: la termodinámica (química y eléctrica) y comunicacional (relatos, vivencias, emocional, afectiva. etc.) Con relación a esto último un chico querido especialmente de los 0 a los 3 años desarrolla su sistema neuroquímico de adaptación al stress y a los desafíos de la vida muy superior al de un chico rechazado y abandonado. Uno será más apto para los requerimientos incesantes de la vida y el otro más hiperactivo, alerta, desconfiado y con respuestas inapropiadas. O sea nuestro cerebro responde al lenguaje, por ejemplo al amor; el amor y/o el odio lo constituyen. También las drogas lo destituyen de su función.

Tenemos tres cerebros en uno; el primero es el que nos asemeja a los reptiles, es de respuestas mecánicas, no aprende de la experiencia; el segundo cerebro nos acerca a los mamíferos y ya puede aprender de la experiencia y el tercer cerebro tiene una gran asociatividad, una enorme capacidad imaginativa y es el representante de lo propiamente humano: la palabra, la cultura, la postergación, la planificación, el proyecto. Llegar a tener un cerebro humano, superar al mono es un acto también de amor y de cuidado.

El no drogarnos es uno de los cuidados. Las drogas dañan precisamente el lóbulo frontal que es el comando central del tercer cerebro que es el regulador de la experiencia y en lo moral es la sede-asiento del altruismo, la compasión ante la víctima. De ahí que por ejemplo muchas drogas especialmente las estimulantes como la cocaína generan una frialdad moral y un sadismo con la víctima debido a la suspensión del funcionamiento parcial del lóbulo frontal y su enlace con el circuito límbico, que sería la ruptura entre lo más evolucionado de la racionalidad humana (el cerebro frontal) con los circuitos ligados al afecto (circuito límbico). Queda entonces una persona que un gran psiquiatra llamado K. Schneider denominó personalidades “desalmadas”.

Todo esto implica una activación a través del uso de drogas del desencadenamiento de cascadas bioquímicas con la producción de enzimas específicas que producen la muerte neuronal (llamada técnicamente apoptosis neuronal) Las zonas elegidas preferentemente son las del lóbulo frontal quedando entonces la persona más expuesta a las llamadas cuatro A: Apatía – Amimia (inexpresión), – anhedonia (no siente placer si no es con drogas) – adinamia (no tiene energía si no es a través de una sustancia química). A esto debemos sumar los desórdenes impulsivos y la incapacidad de pensamiento y reflexión.

Caída la palabra, el pensamiento por un efecto químico y humano (ya que el adicto a drogas se liga a grupos homogéneos a él y parecidos a su estructura mental) queda expuesto a la imagen, por algo Freud decía que la representación de la palabra era posterior a la representación de la cosa (la imagen). Entonces a lo máximo que llega esta nueva personalidad postmoderna es a diseñar una individualidad narcisista buscando ser la imagen prestigiada del otro.

El personaje es su carta de presentación mientras la persona herida y frustrada queda atrás. Se nos presenta, entonces, con la representación de un personaje ; ya sea como el “Rey de la Noche” en donde en los múltiples sitios nocturnos cree ser el Amo y Señor , o la Mujer Fatal embebida en el espejo de una sexualidad presuntuosa e invencible o en la idea de ser un personaje temido por sus conductas delictivas o violentas. Los personajes van variando pero el vacío interior y existencial es enorme. Ante la más mínima señal de angustia surge el anestésico para suturar todo eso.

¿Dónde quedó el ser humano pensante? Sólo está apto para el “espectáculo” en su dimensión de actor en donde el verdadero personaje (sus conflictos, sus historias) está cada vez mas alejado de él mismo. Su si-mismo mas profundo está alejado de ese ser que es pura imagen pero vacía. Por eso hoy, creo, las drogas son el instrumento de la alienación y la explotación contemporánea. Un control social tiránico pero prestigiado.

CUIDEMOS DESDE NUESTRA SOCIEDAD EL CEREBRO

Mientras desde la sociedad se “mira para el otro lado” ante el consumo de drogas hoy sabemos que desde la escuela y en todos los entornos educativos debemos promover el cuidado de la vida que es también el cuidado del cerebro: a. no drogarnos; b. actividad física; c. plan de vida; d. entrenamiento cognitivo permanente; e. alimentación; f. vida socio-familiar y fundamentalmente la promoción de valores centrados en el amor y el servicio siendo estos son solo algunos de los elementos que permiten la rejuvenecimiento cerebral y la salud en general.

Dr. JUAN ALBERTO YARIA

DIRECTOR GENERALGRADIVA-Rehabilitación en adicciones

YERBA MATE CON CANNABIS

¿…quiénes son los Amos del padecimiento humano? (G.Maci-psicoanalista)

Obra maestra del marketing es la puesta en venta de yerba con cannabis. En realidad es cannabidiol (CBD) que es un componente de la planta y que representa el 40% de su extracto. No es el THC (tetrahidrocannabinol) que tiene consecuencias en la alteración de los sentidos (visión, audición, olfato), la percepción de la realidad y configura lo que denominamos un “para-mundo” o mundo paralelo. De acuerdo a las dosis que se coloquen en la yerba mate tendrá efectos sedativos y de acuerdo a la ración se puede parecer como si agregáramos tilo-valeriana.

El cannabidiol (CBD) no es psicoactivo o sea no es toxico y es utilizado hoy para aplicaciones médicas como epilepsias refractarias, esclerosis múltiples, nausea y ciertos tipos de cáncer. El problema hay que verlo en perspectiva. Uruguay es un ariete político, económico y con intereses narcos muy ostensibles en este momento (pensemos que hoy es uno de los países más consumidores de drogas). La venta de marihuana en algunas farmacias (son pocas porque la mayoría no acepta) ha ampliado la oferta de todas las drogas ilegales. El cerebro que queda alterado en sus precisos equilibrios electro-químicos por el consumo de drogas es un aliado de todo esto y entonces la necesidad de volver a consumir se hace imperativo en ciertas personas vulnerables. El asunto es popularizar su uso y esto es un problema publicitario.

La publicidad de la yerba no habla del cannabidiol .La imagen que en una civilización de la imagen es lo fundamental muestra la hoja y la “plantita” ligadas a marcas con clara significación emocional (Abuelita es una de las marcas). Lo importante es que el cannabis se imponga como marca, imagen y significante en la mente de la población. Todos los que trabajamos en adicciones sabemos que la marihuana es el “Caballo de Troya “de todas las drogas. Así como la popularización del “aceite de cannabis” fuera del control médico y de su producción en laboratorios es otro elemento más de la confusión actual y es también otro “Caballo de Troya” en este caso de la marihuana en todas sus formas de consumo. Ya Dante Alighieri nos enseñaba en la Divina Comedia que “la confusión es el principio del mal de las ciudades”. O como dice el lema popular:” a rio revuelto ganancia de pescadores”.

Las drogas forman parte del “Gulag químico” de hoy y es otra de las trampas que se utilizan para huir de nosotros mismos y con grandes ganancias para muchos, control político de poblaciones para algunos y alienación para millones. Ya no se necesitan los campos de aislamiento de Stalin o Hitler para manipular a seres anónimos.

“GULAG” QUIMICO DE HOY

Aleksandr Isáyevich Solzhenitsin anuncia la caída del sistema soviético stalinista cuando en 1973 publica su ensayo y novela “Archipiélago Gulag” que eran los campos de trabajos forzados en donde millones de personas vivían el ultraje por ser disidentes en donde estuvo preso desde 1945 a 1958 por haber expresado diferencias con Stalin en una carta que había enviado a un amigo y que fue interceptada por la KGB. En 1950 había 3 millones de reclusos en los Gulag.

Luego de muchas peripecias puede publicar su obra que merece el Premio Nobel con millones de ejemplares que se traducen .Vuelve a caer preso y por presión internacional se refugia en U.S.A luego de que se le saca la ciudadanía soviética. Vive en Vermont.

La caída del Imperio empieza a darse desde ahí por el Imperio no de las botas sino de la palabra y su transmisión. Su estadía en Occidente lo llevó a reflexionar: “…no tengo ninguna esperanza en Occidente, la excesiva comodidad han debilitado y su razón y carece de recursos morales y espirituales para resistirse a su propia decadencia”.

El tema del Poder y la regimentación de la sociedad a través de las armas y la fuerza era un tema clave a fines del siglo XX y en la misma dirección George Orwell (1903-1950) había imaginado un porvenir dominado por los totalitarismos con el “Gran Hermano” que con un gran control de conductas (el Panóptico) dominaba a través del terror a todos. Era la técnica de vigilancia de conductas primordial.

Aldous Huxley en la misma sintonía considera que ya no era necesaria la coerción para lograr el Poder sino que los nuevos totalitarismos se dedicarían a moldear conciencias y que había que garantizarle a la población su ración de “soma embrutecedor “y la “hipnopedia” .La ración de soma embrutecedor iba a ser lo embriagante, las drogas que lo introducirían en un “Mundo Feliz” (celebre ensayo del autor). La “hipnopedia” se basaría en la repetición de consignas que como “tips” permanentes moldearan conductas y costumbres Y así nos decía: “Cien repeticiones tres noches por semana, durante cuatro años .Sesenta y dos mil cuatrocientas repeticiones crean una Verdad Idiotas!!”. Se barrerán, futurizando un porvenir de la humanidad, por igual la familia, el arte, la diversidad cultural, la religión y la filosofía.

Drogas y propaganda con eso bastaba. El individualismo de la mano del consumismo formaría parte de este “combo” que tiene en las drogas la posible “fuga imposible” de un vacío cultural y ético. Ya no más fusiles .No más campos de concentración nazis o soviéticos bastaba con los “campos de concentración imaginarios”.

Herbert Marcuse (1898-1979) en la misma línea diseñaba lo que él llamaba la dimensión del “pensamiento único” a través de la industria de la opinión en una verdadera ingeniería social (“corregid la opinión de los hombres y sus costumbres se depurarán por sí misma”).

Las drogas hoy forman parte de este nuevo “Gulag” Químico. Millones de personas quedan vagando como “nadies” en busca de la dosis pero para ellos fueron educados en una hipnopedia al estilo de Huxley en la trivialización del consumo, la aceptación social de las drogas, la banalización de los daños y utilizando al cannabis (Marihuana) como “Caballo de Troya” de todas las drogas.

Se va generando un espacio publicitario basado en un totalitarismo del “pensamiento único” con un marketing determinado que forma un Poder anónimo direccionado al control de conductas y a la plusvalía del consumo indiscriminado de sustancias que como un Panóptico al estilo de Huxley pero “suave” porque al decir de Huxley generará como Promesa incumplible un “Mundo Feliz”.

Intereses económicos por un lado. Grandes empresas farmacéuticas que cotizan el Nasdaq de Wall Street con el cannabis como estandarte con el cannabidiol en forma de aceite o medicamentos para ciertas enfermedades también muestra otras intenciones con la venta en tiendas de marihuana ya con el THC como el alucinógeno que forma parte de la planta .Tiendas en muchos Estados de U.S.A., ya Canadá se abrió a este comercio de venta libre. Colombia les produce miles de hectáreas para los grandes laboratorios con los acuerdos de paz como “escudo y pantalla” (nunca como hoy produjo tanta droga Colombia). Uruguay es el ariete en el Sur de América. Ahí ya subieron todos los índices de consumo de todas las drogas pero esto parece no

importar. El marketing y la propaganda política bastan para empalidecer los mensajes de la Salud Publica ¿Que importa ya eso?.

Mientras tanto los intereses “narco” se frotan las manos ya que aumenta el consumo global de todas las drogas ya que ellos tienen armas para competir con la venta legalizada, como se ve en Uruguay, y en mejores condiciones. Holanda convertida en la Promesa del Mundo en la década del 90 hoy asiste al aumento global del consumo de todas las drogas y los centros de venta tienden a cerrarse mientras aumentan las ofertas narco que invaden espacios públicos. El mundo no mira a Islandia o a Suecia con políticas preventivas admirables y bajos índices de consumo. Por ahí no pasa el marketing.

Se juntan en este nuevo “Gulag químico” distintos intereses algunos derivados de industrias farmacéuticas, otros de la venta ilegal con redes en todos lados y por último la crisis cultural que tan bien describió Aleksandr Isáyevich Solzhenitsin en relación a la caída espiritual y de los prismas éticos de Occidente en donde las drogas se han convertido incluso en bandera política de liberación en donde la vieja moral marxista se ha abandonado y son las sustancias un elemento más en la conquista del Poder desde la creación de miles de “anónimos” más manipulables.

DR. JUAN ALBERTO YARIA

DIRECTOR GENERAL GRADIVA-Rehabilitación en adicciones

YERBA MATE CON CANNABIS

¿…quiénes son los Amos del padecimiento humano? (G.Maci-psicoanalista)

Obra maestra del marketing es la puesta en venta de yerba con cannabis. En realidad es cannabidiol (CBD) que es un componente de la planta y que representa el 40% de su extracto. No es el THC (tetrahidrocannabinol) que tiene consecuencias en la alteración de los sentidos (visión, audición, olfato), la percepción de la realidad y configura lo que denominamos un “para-mundo” o mundo paralelo. De acuerdo a las dosis que se coloquen en la yerba mate tendrá efectos sedativos y de acuerdo a la ración se puede parecer como si agregáramos tilo-valeriana.

El cannabidiol (CBD) no es psicoactivo o sea no es toxico y es utilizado hoy para aplicaciones médicas como epilepsias refractarias, esclerosis múltiples, nausea y ciertos tipos de cáncer. El problema hay que verlo en perspectiva. Uruguay es un ariete político, económico y con intereses narcos muy ostensibles en este momento (pensemos que hoy es uno de los países más consumidores de drogas). La venta de marihuana en algunas farmacias (son pocas porque la mayoría no acepta) ha ampliado la oferta de todas las drogas ilegales. El cerebro que queda alterado en sus precisos equilibrios electro-químicos por el consumo de drogas es un aliado de todo esto y entonces la necesidad de volver a consumir se hace imperativo en ciertas personas vulnerables. El asunto es popularizar su uso y esto es un problema publicitario.

La publicidad de la yerba no habla del cannabidiol .La imagen que en una civilización de la imagen es lo fundamental muestra la hoja y la “plantita” ligadas a marcas con clara significación emocional (Abuelita es una de las marcas). Lo importante es que el cannabis se imponga como marca, imagen y significante en la mente de la población. Todos los que trabajamos en adicciones sabemos que la marihuana es el “Caballo de Troya “de todas las drogas. Así como la popularización del “aceite de cannabis” fuera del control médico y de su producción en laboratorios es otro elemento más de la confusión actual y es también otro “Caballo de Troya” en este caso de la marihuana en todas sus formas de consumo. Ya Dante Alighieri nos enseñaba en la Divina Comedia que “la confusión es el principio del mal de las ciudades”. O como dice el lema popular:” a rio revuelto ganancia de pescadores”.

Las drogas forman parte del “Gulag químico” de hoy y es otra de las trampas que se utilizan para huir de nosotros mismos y con grandes ganancias para muchos, control político de poblaciones para algunos y alienación para millones. Ya no se necesitan los campos de aislamiento de Stalin o Hitler para manipular a seres anónimos.

“GULAG” QUIMICO DE HOY

Aleksandr Isáyevich Solzhenitsin anuncia la caída del sistema soviético stalinista cuando en 1973 publica su ensayo y novela “Archipiélago Gulag” que eran los campos de trabajos forzados en donde millones de personas vivían el ultraje por ser disidentes en donde estuvo preso desde 1945 a 1958 por haber expresado diferencias con Stalin en una carta que había enviado a un amigo y que fue interceptada por la KGB. En 1950 había 3 millones de reclusos en los Gulag.

Luego de muchas peripecias puede publicar su obra que merece el Premio Nobel con millones de ejemplares que se traducen .Vuelve a caer preso y por presión internacional se refugia en U.S.A luego de que se le saca la ciudadanía soviética. Vive en Vermont.

La caída del Imperio empieza a darse desde ahí por el Imperio no de las botas sino de la palabra y su transmisión. Su estadía en Occidente lo llevó a reflexionar: “…no tengo ninguna esperanza en Occidente, la excesiva comodidad han debilitado y su razón y carece de recursos morales y espirituales para resistirse a su propia decadencia”.

El tema del Poder y la regimentación de la sociedad a través de las armas y la fuerza era un tema clave a fines del siglo XX y en la misma dirección George Orwell (1903-1950) había imaginado un porvenir dominado por los totalitarismos con el “Gran Hermano” que con un gran control de conductas (el Panóptico) dominaba a través del terror a todos. Era la técnica de vigilancia de conductas primordial.

Aldous Huxley en la misma sintonía considera que ya no era necesaria la coerción para lograr el Poder sino que los nuevos totalitarismos se dedicarían a moldear conciencias y que había que garantizarle a la población su ración de “soma embrutecedor “y la “hipnopedia” .La ración de soma embrutecedor iba a ser lo embriagante, las drogas que lo introducirían en un “Mundo Feliz” (celebre ensayo del autor). La “hipnopedia” se basaría en la repetición de consignas que como “tips” permanentes moldearan conductas y costumbres Y así nos decía: “Cien repeticiones tres noches por semana, durante cuatro años .Sesenta y dos mil cuatrocientas repeticiones crean una Verdad Idiotas!!”. Se barrerán, futurizando un porvenir de la humanidad, por igual la familia, el arte, la diversidad cultural, la religión y la filosofía.

Drogas y propaganda con eso bastaba. El individualismo de la mano del consumismo formaría parte de este “combo” que tiene en las drogas la posible “fuga imposible” de un vacío cultural y ético. Ya no más fusiles .No más campos de concentración nazis o soviéticos bastaba con los “campos de concentración imaginarios”.

Herbert Marcuse (1898-1979) en la misma línea diseñaba lo que él llamaba la dimensión del “pensamiento único” a través de la industria de la opinión en una verdadera ingeniería social (“corregid la opinión de los hombres y sus costumbres se depurarán por sí misma”).

Las drogas hoy forman parte de este nuevo “Gulag” Químico. Millones de personas quedan vagando como “nadies” en busca de la dosis pero para ellos fueron educados en una hipnopedia al estilo de Huxley en la trivialización del consumo, la aceptación social de las drogas, la banalización de los daños y utilizando al cannabis (Marihuana) como “Caballo de Troya” de todas las drogas.

Se va generando un espacio publicitario basado en un totalitarismo del “pensamiento único” con un marketing determinado que forma un Poder anónimo direccionado al control de conductas y a la plusvalía del consumo indiscriminado de sustancias que como un Panóptico al estilo de Huxley pero “suave” porque al decir de Huxley generará como Promesa incumplible un “Mundo Feliz”.

Intereses económicos por un lado. Grandes empresas farmacéuticas que cotizan el Nasdaq de Wall Street con el cannabis como estandarte con el cannabidiol en forma de aceite o medicamentos para ciertas enfermedades también muestra otras intenciones con la venta en tiendas de marihuana ya con el THC como el alucinógeno que forma parte de la planta .Tiendas en muchos Estados de U.S.A., ya Canadá se abrió a este comercio de venta libre. Colombia les produce miles de hectáreas para los grandes laboratorios con los acuerdos de paz como “escudo y pantalla” (nunca como hoy produjo tanta droga Colombia). Uruguay es el ariete en el Sur de América. Ahí ya subieron todos los índices de consumo de todas las drogas pero esto parece no

importar. El marketing y la propaganda política bastan para empalidecer los mensajes de la Salud Publica ¿Que importa ya eso?.

Mientras tanto los intereses “narco” se frotan las manos ya que aumenta el consumo global de todas las drogas ya que ellos tienen armas para competir con la venta legalizada, como se ve en Uruguay, y en mejores condiciones. Holanda convertida en la Promesa del Mundo en la década del 90 hoy asiste al aumento global del consumo de todas las drogas y los centros de venta tienden a cerrarse mientras aumentan las ofertas narco que invaden espacios públicos. El mundo no mira a Islandia o a Suecia con políticas preventivas admirables y bajos índices de consumo. Por ahí no pasa el marketing.

Se juntan en este nuevo “Gulag químico” distintos intereses algunos derivados de industrias farmacéuticas, otros de la venta ilegal con redes en todos lados y por último la crisis cultural que tan bien describió Aleksandr Isáyevich Solzhenitsin en relación a la caída espiritual y de los prismas éticos de Occidente en donde las drogas se han convertido incluso en bandera política de liberación en donde la vieja moral marxista se ha abandonado y son las sustancias un elemento más en la conquista del Poder desde la creación de miles de “anónimos” más manipulables.

DR. JUAN ALBERTO YARIA

DIRECTOR GENERAL GRADIVA-Rehabilitación en adicciones

DROGAS: CUIDAR LAVIDA

“Cuídate de ti mismo…” (Una de las máximas del Oráculo de Delfos)

Cuenta la fábula del Poeta hispánico Higinio que el hombre mientras viviera era de la Cura. ¿Que es la cura?: Es el cuidado. La misión del hombre es cuidar la vida. Tenemos que aprender a cuidar la vida, esa parece ser nuestra misión como hombres .Esto luego lo tomó Heidegger .El hombre como tal es un ser deficiente que necesita ser cuidado precisamente por él mismo y cuidarse también de sí mismo. La educación promueve en cada uno de nosotros ayudar a cuidar la vida ya que ésta no nos pertenece plenamente. Solo somos transmisores y cuidadores de la vida.

Frente a esto hoy se habla de drogas ligeramente y sin cuidado de los daños que éstas generan. La legalización buscada por ciertos grupos ideológicos ignora realidades hoy fundamentales como por ejemplo el cerebro y su dinamismo así como el ordenamiento social y familiar que son las claves de un orden social en cualquier sistema político. El otro día hablamos de Islandia y de su política señera en el campo de las adicciones y como pasaron de una epidemia a un nuevo prisma de valores sociales.

Tenemos hoy en nuestros consultorios “jóvenes-viejos” con un grado importante de envejecimiento cerebral precoz. Esta es una de las poblaciones de consulta son los adolescentes, muchos de ellos todavía niños que forman parte de lo que llamo el continente de los “nadies” que vagan por la ciudad sin escuela ni en muchos casos tutela parental. Otra población que demanda ayuda son adultos jóvenes o maduros que superan los 50 años con más de 20 años de consumo .Vienen vencidos, con fracasos afectivos, empresariales, familiares , dolidos del alma y con un cuerpo desvencijado en donde los “stents” o las operaciones cardíacas junto a la diabetes y la hipertensión hablan de una caída depresiva corporal .Y por fin grupos enteros de familiares “tomados” por el consumo con hijos que ven a padres consumiendo y en donde el modelo familiar es anestesiar afectos y limitar la palabra por el efecto de las sustancias.

El cerebro quedó afectado por las drogas en todos ellos pero al mismo tiempo ese otro “cerebro” que es el organizador social de la vida como son los grupos familiares, los amigos, el trabajo y la vida socio-cultural que es la trama de esperanza cotidiana. .Todo cae, varían los grupos de contacto ya que el “transa” supera al amigo, la búsqueda de sustancias al proyecto vital, la charla familiar queda caída por el autismo del consumo. Así vamos deteriorándonos.

DROGAS Y DAÑO CEREBRAL

En primer lugar el llamado sistema de recompensa cerebral que es donde está la sede de los dinamismos sexuales, de los impulsos, la comida, el control y la sensación de placer. La alteración de este sistema biológico que tiene una red química muy compleja libera conductas de exceso a la comida (por esto muchos adictos se transforman luego en bulímicos-anoréxicos), al sexo (adictos al sexo) y aumenta la memoria del consumo de drogas permanentemente. Dada esta última situación los pacientes recuerdan en forma pertinaz el uso de drogas y el llamado “craving” (anhelo irresistible de sustancias) los puede llevar a una recaída.

Nuestro cerebro se maneja con 2 energías: la termodinámica (química y eléctrica) y comunicacional (relatos, vivencias, emocional, afectiva. etc.) Con relación a esto último un chico querido especialmente de los 0 a los 3 años desarrolla su sistema neuroquímico de adaptación al stress y a los desafíos de la vida muy superior al de un chico rechazado y abandonado. Uno será más apto para los requerimientos incesantes de la vida y el otro más hiperactivo, alerta, desconfiado y con respuestas inapropiadas. O sea nuestro cerebro responde al lenguaje, por ejemplo al amor; el amor y/o el odio lo constituyen. También las drogas lo destituyen de su función.

Tenemos tres cerebros en uno; el primero es el que nos asemeja a los reptiles, es de respuestas mecánicas, no aprende de la experiencia; el segundo cerebro nos acerca a los mamíferos y ya puede aprender de la experiencia y el tercer cerebro tiene una gran asociatividad, una enorme capacidad imaginativa y es el representante de lo propiamente humano: la palabra, la cultura, la postergación, la planificación, el proyecto. Llegar a tener un cerebro humano, superar al mono es un acto también de amor y de cuidado.

El no drogarnos es uno de los cuidados. Las drogas dañan precisamente el lóbulo frontal que es el comando central del tercer cerebro que es el regulador de la experiencia y en lo moral es la sede-asiento del altruismo, la compasión ante la víctima. De ahí que por ejemplo muchas drogas especialmente las estimulantes como la cocaína generan una frialdad moral y un sadismo con la víctima debido a la suspensión del funcionamiento parcial del lóbulo frontal y su enlace con el circuito límbico, que sería la ruptura entre lo más evolucionado de la racionalidad humana (el cerebro frontal) con los circuitos ligados al afecto (circuito límbico). Queda entonces una persona que un gran psiquiatra llamado K. Schneider denominó personalidades “desalmadas”.

Todo esto implica una activación a través del uso de drogas del desencadenamiento de cascadas bioquímicas con la producción de enzimas específicas que producen la muerte neuronal (llamada técnicamente apoptosis neuronal) Las zonas elegidas preferentemente son las del lóbulo frontal quedando entonces la persona más expuesta a las llamadas cuatro A: Apatía – Amimia (inexpresión), – anhedonia (no siente placer si no es con drogas) – adinamia (no tiene energía si no es a través de una sustancia química). A esto debemos sumar los desórdenes impulsivos y la incapacidad de pensamiento y reflexión.

Caída la palabra, el pensamiento por un efecto químico y humano (ya que el adicto a drogas se liga a grupos homogéneos a él y parecidos a su estructura mental) queda expuesto a la imagen, por algo Freud decía que la representación de la palabra era posterior a la representación de la cosa (la imagen). Entonces a lo máximo que llega esta nueva personalidad postmoderna es a diseñar una individualidad narcisista buscando ser la imagen prestigiada del otro.

El personaje es su carta de presentación mientras la persona herida y frustrada queda atrás. Se nos presenta, entonces, con la representación de un personaje ; ya sea como el “Rey de la Noche” en donde en los múltiples sitios nocturnos cree ser el Amo y Señor , o la Mujer Fatal embebida en el espejo de una sexualidad presuntuosa e invencible o en la idea de ser un personaje temido por sus conductas delictivas o violentas. Los personajes van variando pero el vacío interior y existencial es enorme. Ante la más mínima señal de angustia surge el anestésico para suturar todo eso.

¿Dónde quedó el ser humano pensante? Sólo está apto para el “espectáculo” en su dimensión de actor en donde el verdadero personaje (sus conflictos, sus historias) está cada vez mas alejado de él mismo. Su si-mismo mas profundo está alejado de ese ser que es pura imagen pero vacía. Por eso hoy, creo, las drogas son el instrumento de la alienación y la explotación contemporánea. Un control social tiránico pero prestigiado.

CUIDEMOS DESDE NUESTRA SOCIEDAD EL CEREBRO

Mientras desde la sociedad se “mira para el otro lado” ante el consumo de drogas hoy sabemos que desde la escuela y en todos los entornos educativos debemos promover el cuidado de la vida que es también el cuidado del cerebro: a. no drogarnos; b. actividad física; c. plan de vida; d. entrenamiento cognitivo permanente; e. alimentación; f. vida socio-familiar y fundamentalmente la promoción de valores centrados en el amor y el servicio siendo estos son solo algunos de los elementos que permiten la rejuvenecimiento cerebral y la salud en general.

Dr. JUAN ALBERTO YARIA

DIRECTOR GENERALGRADIVA-Rehabilitación en adicciones