DEFAULT HUMANISTICO

¿LOBO ESTÁS…?

                                   “En la selva de los lobos ninguna Ley puede ser introducida”

                                                                                                          E. Levinas – El otro hombre

 

El gran filósofo del siglo XX nos enseña que el hombre que es capaz de transformarse en  santo y prodigio para la humanidad  también puede convertirse en lobo feroz y  esto  se puede complicar cuando hay  otros que están en su misma condición.  Es justamente  allí donde  ninguna Ley puede ser introducida.

 

El uso de drogas en forma crónica habilita aún más esta posibilidad de descender en la escala zoológica como lo muestran los estudios sobre el impacto de las mismas sobre el lóbulo frontal-sede de la civilización y de la cultura- y en general en todo el sistema nervioso.

 

La manada de “humanos” lobos forman hoy mafias, bandas, crímenes horrendos, secuestros. Ya en la Edad Moderna Hobbes nos enseñaba que el hombre en algunas circunstancias puede ser ” el lobo para el hombre”.

 

La brutalidad antisocial que, en ciertas circunstancias, padecemos hacen cierta estas afirmaciones. Muchos de nosotros pudimos llegar a  vivir situaciones máximas de miedo y horror causadas por “primates” vestidos personas. Ahí observamos  la imagen del “humanoide” lobo en donde la crueldad se une a la falta de compasión con la víctima.

 

Encontramos aquí el reciente suceso sobre Ángeles Rawson en donde la brutalidad se unió a la insensibilidad transformando a lo humano en un resto; solo reciclable como basura. Distintas experiencias cotidianas de secuestros extorsivos, asesinatos, ejecución de menores, etc. refuerzan esta vivencia personal que marcará para siempre nuestro futuro.

 

Poder sin Ley, poder arbitrario. Instaurar el miedo como la lógica de la imposición del terror. Poder para disponer del sagrado valor de la vida. Lógica  del miedo en la vida social. Miedo que paraliza.

 

Acá parecerían ciertos los conceptos pesimistas de J.P. Sartre: “el infierno son los otros”. Levinas nos dirá que cuando emerge este hombre lobo en mi visión: “quedo totalmente solo, sin hacerse anunciar el Otro, el prójimo me muestra su cara desnuda y siento que no puedo hacer nada…esta intrusión es mi nacimiento al crepúsculo”. O sea Como vulgarmente se dice “se viene la noche”.

 

Poder y Miedo

 

En toda América Latina en este momento fluctúan tres territorios claramente diferenciados: sectores con integración social, sectores anómicos y sectores en descomposición social. En un mismo país pueden darse estos fenómenos. En los sectores integrados el índice de delito e inseguridad es bajo y el capital humano (familias que protegen a los niños y la vida escolar efectiva y contenedora) y el capital social (conjunto de valores solidarios) es una inmunidad frente a las tendencias destructivas que en toda sociedad existen.

 

En los sectores anómicos al relajarse el continente normativo aumentan los delitos y la inseguridad y ya se resiente el poder del capital humano y social pero existen instituciones que pueden prevenir y reprimir en parte porque la noción de la Ley está interiorizada en la mayoría de la ciudadanía y las instituciones no están infiltradas por el delito. Cuando existe descomposición social las instituciones casi no existen o están infiltradas y el dominio del territorio pasa a ser ocupado por mafias, que reclutan como personal para sus organizaciones a los jóvenes desarticulados de todos los sistemas de integración social: familia, empleo, valores y escuela.

 

La estrategia de las mafias es el dominio del territorio y la imposición del miedo así como el trabajo en red con otras organizaciones (comerciales, financieras, de lavado de activos, etc.). El personal que toma debe trabajar siguiendo los sabios conceptos de Hanna Arendt cuando nos dice en su libro “La banalidad de mal”: “debe desconocer lisa y llanamente la existencia del otro, ausencia de lo que se produce en el otro como semejante”; el otro está vacío de significación , y  debe existir la ausencia del otro como semejante”; “el otro está vacío de significación y se debe ejecutar con indiferencia la destrucción sin  la menor compasión porque la víctima  ha dejado de ser un semejante.

 

 

Dr. Juan Alberto Yaria.

DIRECTOR DEL INSTITUTO DE ESTUDIOS SUPERIORES GRADIVA EN ADICCIONES Y PATOLOGIAS DEL DESVALIMIENTO SOCIAL.

     

 

 

¿PADRE…ESTAS?

“HAY UN LAZO NUPCIAL ENTRE EL HOMBRE Y LA VIDA Y EN LA FAMILIA ESE PACTO SE PONE EN ACCION “ G. Marcel  “Homo Viator “

Pablo, empresario importante,  ha hecho de  un lema una consigna que preside su vida:”….cocodrilo que se duerme es cartera”. La desconfianza y las suspicacias deciden su vida.

La cocaína es el suplicio que lo persigue pero que al mismo tiempo es lo que le permite alimentar esta “vocación “paranoica en la vida.  Esta sustancia es un verdadero   suplicio en su existencia; varias internaciones prolongaban su padecer al no poder frenar el apetito voraz por ella. Ya “domado” por las sustancias y en los instantes en donde su vida corría riesgo  puede finalmente iniciar un tratamiento y las recaídas son cada vez menos intensas y los periodos laborales son cada vez más fructíferos.

Su compañera también consumía; dos hijos observan estas secuencias de sus vidas en donde la lucha frente a las compulsiones es casi todo. Su hijo adolescente también comienza a consumir, este es el drama de las familias donde los padres tienen historia de consumo.

¿Podrá implementar límites a la conducta autodestructiva de su hijo que está en los inicios de su carrera adictiva?. Precisamente cuando esto sucede los límites son fundamentales. Amigos que consumen, lugares y situaciones que llevarían a la adicción son metas fundamentales en la función de los padres en la adolescencia. Ser permisivos en los instantes primeros es de alguna manera asociarse al destino, casi seguramente, negativo de un hijo.

CRISIS DE LA FUNCION PATERNA

El padre de Pablo no pudo. Lo dejó hacer en sus 16 años, la debilidad y la falta de dialogo primaron. Pablo tampoco puede; a pesar de los daños que siente en su cuerpo y en su vida… no puede. Repite… por ende condena.  El Padre en su función es ley. Los hijos nos reclaman de diversas maneras. En el hijo de Pablo los reclamos y la demanda de Padre surgirán desde las conductas adictivas. Pablo no puede ejercer su función porque no la puede ejercer sobre sí.

Decimos siempre que la vida es una suerte de desarrollo en donde “necesitamos de dejar de ser hijo de… para  empezar a ser padre de sí mismo para luego  poder ser padre de otros “.

Pablo no puede ser padre de sí mismo (autocontrol de conductas, cuidado de su persona por ejemplo) y tampoco ejercer la función paterna. La función del Padre es una oferta que es disposición, donación, sacrificio. Esta oferta de padre hace al hijo, lo transforma e incluso permite que cambien conductas que de destructivas puede pasar a ser constructivas. También la oferta de hijo hace al padre. Sus lamentos, sus penas, su padecer transforman al padre y lo hace ser mas Padre.

LOS PADRES Y LOS HIJOS

Siempre hay una invocación al Padre en momentos agónicos, terminales .La frase de Jesús en el Gólgota resume, quizás,  la historia de la cultura: ”….Padre porque me has abandonado”(Mateo 27).

Los síntomas de los hijos son una apelación, también, agónica a la función paterna. Se invoca siempre a un Poder Superior, a una Ley porque el padre es ley de vida y resulta ser  el fundamento de la vida. En los problemas de las adicciones observamos variadas figuraciones de las funciones paternas: ausencia, abandono, inmadurez, rechazo. También padres que funcionan como adolescentes (padres “pares” con sus hijos) y que juegan un rol con ellos que no son los que su función demanda.

La paternidad cumple una función biológica (la donación de semen resume parte de este papel). Pero trasciende absolutamente a esta función del hombre como padrillo. La paternidad es también una función de inscripción legal de un hijo en la cultura. Es transmisión de notas de vida y de valores  así como   acompañar una evolución y fundamentalmente es una adopción del otro para sí facilitarle el paso de la libertad y la autonomía.

Los antiguos la tenían clara; era Padre aquel que podía adoptar un hijo. Así un maestro, un tío, etc.; pueden cumplir funciones de modelos para el otro y  de esta manera permitir  un ejercicio de la libertad. La función paterna trasciende la función biológica del hombre como portador de semen. La transmisión es clave y para ello la presencia en momentos críticos es clave.

En estas relaciones padres-hijos se da la trascendencia de un fenómeno cultural que es base de la vida social: la filiación. A través de ser hijo de… entramos en la historia. La filiación es la historia viva y encarnada en cada uno de nosotros.  El hijo que no conoce a los padres…sufre…sufre mucho. Busca una historia, relatos, ritos. Todo esto no está. Busca una cierta tradición y ésta no es más ni menos que una transmisión de notas de vida (tradición deriva de “tradens” que es transmitir).

El hijo de Pablo busca un padre que no está aún cuando vive con él. Pablo no se puede reconocer en su función paterna. Aún presente es un ausente en su función simbólica de Ley.

En el Día del Padre me pareció útil recordar conceptos que hacen a la esencia de la vida.

DR. JUAN ALBERTO YARIA

DIRECTOR DE GRADIVA, Comunidad Terapéutica Profesional. Rehabilitación en adicciones.

 

LAS DROGAS Y ADOLESCENCIA.

Esta historia la traté  hace muchos años. Pablo se droga desde los 14 años: alcoholización, pasando por el “porro” para “diplomarse” en la cocaína. Iba  hacia el desastre. Choques  en autos y “vida loca “como lo menciona el cantautor de moda en sus momentos.

A los 18 años lo conozco su vida se había estancado y es que el drogarse detiene el desarrollo de la adolescencia. Eso le paso a Pablo; Abandonó estudios y su vida era un ir y venir sin destino. Sus conductas de riesgo sexuales (promiscuas) sin ningún cuidado, la velocidad en el manejo alcoholizado o con sustancias encima llevaron a sus padres a la internación en una comunidad terapéutica. Ahí lo conocí; meses enteros en la cama solicitando volver a la cocaína. Resistencias mortíferas a dejar de drogarse.

Debemos saber que a menor edad en contacto con las drogas la abstinencia será mayor. Es un problema también cerebral ya que las estructuras nerviosas están adaptadas al consumo.

¿Cómo había aparecido la droga en este ser maravilloso que es Pablo?. La separación de los padres fue crítica. Hay separaciones hoy que son muy difíciles. Cuando el odio y el resentimiento que queda después del amor son fuerte esto trae consecuencias en todos y también en los hijos. El divorcio emocional fue el preludio de un divorcio complicado con distintas instancias judiciales.

El padre que era el prototipo del “macho” quedó muy herido por una infidelidad de su mujer con un conocido de él. Un campeón deportivo como él quedó “malherido” afectivamente por todo esto. Luego choques y enfermedades del padre configuraron un dolor muy fuerte. Lo vio poco a su padre en su infancia. En el inicio de la adolescencia se prometió ayudarlo.

La enfermedad de Pablo lo acercó al padre ya que en realidad era una forma de llamarlo. Cuando empezamos a atender al padre de sus “dolores del alma” Pablo mejoró. Hoy Pablo  es gerente de una importante industria y su padre se fue “apagando” por sus enfermedades y murió acompañado por su hijo. La droga pasó ya que era solo un “tapón” de un grave conflicto familiar. Consultemos cuando comienza el consumo y veamos lo que pasa en nuestra familia.

DR. JUAN ALBERTO YARIA

DIRECTOR DE GRADIVA, Comunidad Terapéutica Profesional. Rehabilitación en adicciones.

 

DROGAS Y DOS CAMINOS.

Juana me cuenta que dos tiros rozaron sus piernas. Noches de desconcierto en medio del consumo en una adolescencia frágil y confusa. A los 15 años comienza a consumir y sus primeras experiencias sexuales transcurren bajo el “paraguas no precisamente protector” de alucinógenos, alcohol y pastillas. Luego viene el desborde; Sus padres profesionales la pierden.

 

Solo llamadas policiales la devuelven a un cierto contacto; Vivir en barrios de alto consumo y venta de sustancias se transforma en un hábito. Ya no hay escuela ni amigos de la infancia,  Personalidad vulnerable por ser adolescente  y sumado a esto un sistema nervioso inmaduro para resistir poderosas drogas convierte a Juana en la esclava perfecta de pequeñas organizaciones barriales de Rosario en donde el delito se da la mano con lo riesgoso.

 

Rápidamente sucumbe a personas, lugares y situaciones que tienen que ver con las drogas. Personas que como compañeros de consumo o vendedores rápidamente la “trasladan “al deseo de consumir. Lugares y situaciones  que como esquinas, paradas, canchas de futbol por ejemplo también la remiten a la voracidad de los estupefacientes.   Perdió el control de sus impulsos porque precisamente eso es la adicción. Su cerebro inmaduro no tiene resto para frenar lo auto-destructivo. Drogas y sistema nervioso adolescente “no van de la mano”.

 

Largo aprendizaje emocional y recapitulación de su vida para no volver a repetir conductas autodestructivas. Meses de desintoxicación y de renuncia a hábitos dañinos para su salud. Hoy empieza a volver a su ciudad.

 

Me comenta que hay dos caminos para entrar uno por la circunvalación bordeando los lugares de riesgo para su salud con lugares de venta y otro por la costanera al lado del rio justo ahí donde están las cenizas de su abuelo. Son, para ella, los  dos caminos uno de vida y otro de muerte; ahora elige el del rio. Ahí reposan las cenizas de su abuelo  que fue para ella el “Ángel Protector” que la “salvó” de los balazos y que siempre fue lo más amado. La vida parece triunfar sobre la muerte bajo el espejo del Amor.

 

DR. JUAN ALBERTO YARIA

DIRECTOR DE GRADIVA, Comunidad Terapéutica Profesional. Rehabilitación en adicciones.

 

 

 

DROGAS Y BÚSQUEDA DE PADRE.

A Juan lo conozco luego del pasaje por varios centros de acogida de menores del interior del país. Encuentra en uno de esos lugares un Padre (Oscar). En  realidad era un tutor del centro que ve en él un ser “lleno de intemperie” y abandono adoptándolo literalmente. Desde ahí Juan lo llama “papá” .Así arranca el cambio  empezando a estudiar amparado por esta figura protectora; comienza una terapia y deja de consumir sustancias que afectaban y comprometían su desarrollo hacia la adultez. Hoy es uno de los tantos periodistas que pululan por nuestro país.

El Padre biológico  de Juan vive subsumido en las drogas. El abandono de sí fue seguido o era complementario del abandono de Juan. Este vivía en las calles quizás buscando en ese horizonte, bordeando los precipicios de la soledad, un Padre que lo contuviera y que al fin encontró en Oscar. Su madre, mientras tanto, había muerto llevada por  el cáncer y el alcoholismo. Ella con la imagen tierna  de la infancia  lo sostenía entre los  humos y “narigetazos” de la desesperación. Esta, luego de separarse de su padre biológico, se había unido a un joven también adicto y que cayó preso por venta de drogas. Con él tuvo un hijo  que hoy es, repitiendo historias, consumidor de drogas. Este hermano, por parte de la madre, le pide  ayuda a Juan porque lo ve como un modelo de salida y acepta su orientación. En realidad lo ve,  aun siendo un hermano mayor, como un padre ante lo fallido de su padre biológico y que es capaz de orientar y marcar senderos.

La historia de Juan es la historia de la búsqueda y la necesidad de un Padre. El buscando un Padre y su hermano recostándose en su figura y ejemplo ante lo fallido de su verdadero padre. No se puede crecer sin figuras protectoras. Los antiguos latinos la tenían clara; la paternidad es una adopción y máxime cuando falla el padre biológico. Es donar palabra, sentidos. Es una función ética. Cuidemos. Amparemos como lo fue Oscar con Juan y éste con su hermano. Las drogas avanzan cuando hay vacios.

DR. JUAN ALBERTO YARIA

DIRECTOR DE GRADIVA, Comunidad Terapéutica Profesional. Rehabilitación en adicciones.

 

El NARCO Y FAMILIAS EN CRISIS.

“Hay cuatro conceptos claves en la salud familiar: amor, límites, valores y organización (estructura sólida de funcionamiento que brinda seguridad)”. Libro de autoría conjunta Adicciones. Edic. Vergara.

Todos hablamos del narcotráfico; pero las “narcosis” triunfan, según nuestro punto de vista,  por los graves problemas de salud mental que aquejan a muchas familias de nuestro país. El “narco” lucra con la angustia y los dolores de miles.  Las historias de los pacientes nos lo muestran. La solución “a la mano” parece estar para ellos  en la esquina  con un “dealer” pero no se encuentra en la mesa familiar …¿Qué es esto de la mesa familiar?!!.

Hay historias de desencuentro familiar. Aquí está una de las claves para entender el fenómeno masivo de consumo. Valga esta historia novelada de uno de los tantos adolescentes de las urbes actuales. Oscar viene hace varios años traído luego de mucho tiempo de consumo de marihuana y paco. Su consumo se acelera de una manera mortífera luego de la muerte del padre. Éste consumido por la tristeza se va de su casa cuando uno de sus hijos lo deja sin dinero vaciándole literalmente la casa   para comprar drogas. Sumido en un profundo dolor aumenta su consumo de alcohol y se aleja de su familia. Muere solo a causa  de un ataque cardíaco. Otro hermano del paciente termina paralítico por un ACV ligado a una sobredosis de cocaína. Oscar lleva esta carga y es “condenado” como el culpable de la muerte del padre.

Queda una madre sola con un hijo paralítico; otro en condiciones críticas por el consumo y considerado el culpable de la muerte del padre y solamente queda un hermano no consumidor y en condiciones de ayudar en todo el proceso de reconstrucción de la  destrucción familiar. La madre necesita trabajar todo el día para conseguir dinero y la existencia familiar se transforma en crítica y conflictiva.

LO MULTIPROBLEMATICO

Estas familias reciben el nombre de multi-problemáticas .Su nombre deriva en primer lugar de la multitud de pacientes que alberga en su seno. La enfermedad es de todo el sistema o sea de todo el grupo. En este caso padre, hijos  y en continuo reciclaje de acciones que perpetuán la inestabilidad.  Fallan ordenadores fundamentales del crecimiento de todos:

a) Jerarquías ya que la familia es una organización con roles y funciones delimitadas, mientras que aquí  se dan situaciones de falta de autoridad y de límites entre padres e hijos.

b) El desapego y la carencia de vínculos emocionales es uno de los elementos centrales ya que no se logran establecer y mantener en el grupo relaciones duraderas y estables. Donde los hijos rápidamente fallan en la escuela y son “expulsados” hacia la calle en donde participan de situaciones lindantes con la marginalidad.

c) Entre los padres encontramos divorcio emocional no existiendo por ende complementariedad de funciones y roles.

d) Son grupos en donde predomina el aislamiento o el  “sálvese quien pueda”  siendo la heladera “llena o vacía” el único lugar de encuentro.

El crecimiento de los chicos en estos sistemas tan complejos por los conflictos emocionales y  Deficiencia comunicacional,  presentan en su seno  enorme implicación. La casa  no es vivida como un lugar protector, y la autonomía e identidad queda severamente comprometida. El uso precoz de drogas, tabaco y alcohol  empieza ahí rápido y compromete todo el desarrollo, incluso el neurodesarrollo de su sistema nervioso. Rápidamente se va degradando todo y las cuatro c) de la de las drogas los alcanza como le vemos con Oscar: cárcel, cementerio, clínicas y cesantía (imposibilidad de trabajar). Todos los miembros de la familia pasaron por uno de estos límites finales.

Oscar está tratando de recuperarse. Las drogas dejaron “huellas” y daños en su sistema nervioso, estos alimentaron trastornos psiquiátricos. El duelo de la muerte del padre y la culpa que la familia depositó en él fue uno de los agravantes. Además toda la familia recibe atención por el consumo, incluso su hermano discapacitado.

MAFIAS

En los estudios realizados en Italia por el Prof. Dr.L.Cancrini, las mafias colectan su gente dentro de este grupo de familias Multiproblemáticas. El “Patrón” del grupo delictivo y  organización criminal  funcionan como un modelo que les da una seguridad perversa  pero segura al fin. Por eso los programas preventivos deben implicar siempre un fortalecimiento familiar. Por eso hablábamos de amor, límites, valores y organización como las “vacunas” emocionales  faltantes en estos grupos.

DR. JUAN ALBERTO YARIA

DIRECTOR DE GRADIVA, Comunidad Terapéutica Profesional. Rehabilitación en adicciones.