Lilian

 

Mi historia es similar a la de muchas mujeres que

Son maltratadas física y mentalmente.

 

Poco a poco comencé a sentir que realmente no

Valía ni para ser un buen ser humano.

 

De un día para otro me encontré bebiendo alcohol,

Primero en pequeñas cantidades hasta llegar al punto que se

Torno incontrolable, con un sufrimiento indescriptible y sin

Encontrar la salida. Juré, prometí, recorrí varias iglesias pero

No podía parar, era una dependiente absoluta del alcohol.

 

Mis hijos y mi madre sufrían a causa de mi enfermedad

Que cada vez iba en peor. Hasta que un día después de una fuerte discusión y

Gran golpiza de parte de mi ex marido parece haber sido el detonante para tocar fondo.

 

Esto me llevo a tomar la mejor decisión de mi vida

Y me interné en busca de una solución.

 

Hoy de a poco voy reconstruyendo el lazo con mis

Hijos y mi madre y estoy aprendiendo a perdonarme. Voy

Intentando un proyecto de vida a corto plazo con renovada

Esperanza en el futuro. Sé que en mi vida JAMAS puedo

Volver a tomar ni medio vaso de alcohol, lo que me llevaría

A perder nuevamente a mis seres queridos.

 

Mi humilde mensaje para quienes puedan estar

Pasando por una situación similar es que antes de caer con

Esa primera copa piensen en todo lo que pueden perder: la

Familia, la cordura y la vida.

L. A. S