YERBA MATE CON CANNABIS

¿…quiénes son los Amos del padecimiento humano? (G.Maci-psicoanalista)

Obra maestra del marketing es la puesta en venta de yerba con cannabis. En realidad es cannabidiol (CBD) que es un componente de la planta y que representa el 40% de su extracto. No es el THC (tetrahidrocannabinol) que tiene consecuencias en la alteración de los sentidos (visión, audición, olfato), la percepción de la realidad y configura lo que denominamos un “para-mundo” o mundo paralelo. De acuerdo a las dosis que se coloquen en la yerba mate tendrá efectos sedativos y de acuerdo a la ración se puede parecer como si agregáramos tilo-valeriana.

El cannabidiol (CBD) no es psicoactivo o sea no es toxico y es utilizado hoy para aplicaciones médicas como epilepsias refractarias, esclerosis múltiples, nausea y ciertos tipos de cáncer. El problema hay que verlo en perspectiva. Uruguay es un ariete político, económico y con intereses narcos muy ostensibles en este momento (pensemos que hoy es uno de los países más consumidores de drogas). La venta de marihuana en algunas farmacias (son pocas porque la mayoría no acepta) ha ampliado la oferta de todas las drogas ilegales. El cerebro que queda alterado en sus precisos equilibrios electro-químicos por el consumo de drogas es un aliado de todo esto y entonces la necesidad de volver a consumir se hace imperativo en ciertas personas vulnerables. El asunto es popularizar su uso y esto es un problema publicitario.

La publicidad de la yerba no habla del cannabidiol .La imagen que en una civilización de la imagen es lo fundamental muestra la hoja y la “plantita” ligadas a marcas con clara significación emocional (Abuelita es una de las marcas). Lo importante es que el cannabis se imponga como marca, imagen y significante en la mente de la población. Todos los que trabajamos en adicciones sabemos que la marihuana es el “Caballo de Troya “de todas las drogas. Así como la popularización del “aceite de cannabis” fuera del control médico y de su producción en laboratorios es otro elemento más de la confusión actual y es también otro “Caballo de Troya” en este caso de la marihuana en todas sus formas de consumo. Ya Dante Alighieri nos enseñaba en la Divina Comedia que “la confusión es el principio del mal de las ciudades”. O como dice el lema popular:” a rio revuelto ganancia de pescadores”.

Las drogas forman parte del “Gulag químico” de hoy y es otra de las trampas que se utilizan para huir de nosotros mismos y con grandes ganancias para muchos, control político de poblaciones para algunos y alienación para millones. Ya no se necesitan los campos de aislamiento de Stalin o Hitler para manipular a seres anónimos.

“GULAG” QUIMICO DE HOY

Aleksandr Isáyevich Solzhenitsin anuncia la caída del sistema soviético stalinista cuando en 1973 publica su ensayo y novela “Archipiélago Gulag” que eran los campos de trabajos forzados en donde millones de personas vivían el ultraje por ser disidentes en donde estuvo preso desde 1945 a 1958 por haber expresado diferencias con Stalin en una carta que había enviado a un amigo y que fue interceptada por la KGB. En 1950 había 3 millones de reclusos en los Gulag.

Luego de muchas peripecias puede publicar su obra que merece el Premio Nobel con millones de ejemplares que se traducen .Vuelve a caer preso y por presión internacional se refugia en U.S.A luego de que se le saca la ciudadanía soviética. Vive en Vermont.

La caída del Imperio empieza a darse desde ahí por el Imperio no de las botas sino de la palabra y su transmisión. Su estadía en Occidente lo llevó a reflexionar: “…no tengo ninguna esperanza en Occidente, la excesiva comodidad han debilitado y su razón y carece de recursos morales y espirituales para resistirse a su propia decadencia”.

El tema del Poder y la regimentación de la sociedad a través de las armas y la fuerza era un tema clave a fines del siglo XX y en la misma dirección George Orwell (1903-1950) había imaginado un porvenir dominado por los totalitarismos con el “Gran Hermano” que con un gran control de conductas (el Panóptico) dominaba a través del terror a todos. Era la técnica de vigilancia de conductas primordial.

Aldous Huxley en la misma sintonía considera que ya no era necesaria la coerción para lograr el Poder sino que los nuevos totalitarismos se dedicarían a moldear conciencias y que había que garantizarle a la población su ración de “soma embrutecedor “y la “hipnopedia” .La ración de soma embrutecedor iba a ser lo embriagante, las drogas que lo introducirían en un “Mundo Feliz” (celebre ensayo del autor). La “hipnopedia” se basaría en la repetición de consignas que como “tips” permanentes moldearan conductas y costumbres Y así nos decía: “Cien repeticiones tres noches por semana, durante cuatro años .Sesenta y dos mil cuatrocientas repeticiones crean una Verdad Idiotas!!”. Se barrerán, futurizando un porvenir de la humanidad, por igual la familia, el arte, la diversidad cultural, la religión y la filosofía.

Drogas y propaganda con eso bastaba. El individualismo de la mano del consumismo formaría parte de este “combo” que tiene en las drogas la posible “fuga imposible” de un vacío cultural y ético. Ya no más fusiles .No más campos de concentración nazis o soviéticos bastaba con los “campos de concentración imaginarios”.

Herbert Marcuse (1898-1979) en la misma línea diseñaba lo que él llamaba la dimensión del “pensamiento único” a través de la industria de la opinión en una verdadera ingeniería social (“corregid la opinión de los hombres y sus costumbres se depurarán por sí misma”).

Las drogas hoy forman parte de este nuevo “Gulag” Químico. Millones de personas quedan vagando como “nadies” en busca de la dosis pero para ellos fueron educados en una hipnopedia al estilo de Huxley en la trivialización del consumo, la aceptación social de las drogas, la banalización de los daños y utilizando al cannabis (Marihuana) como “Caballo de Troya” de todas las drogas.

Se va generando un espacio publicitario basado en un totalitarismo del “pensamiento único” con un marketing determinado que forma un Poder anónimo direccionado al control de conductas y a la plusvalía del consumo indiscriminado de sustancias que como un Panóptico al estilo de Huxley pero “suave” porque al decir de Huxley generará como Promesa incumplible un “Mundo Feliz”.

Intereses económicos por un lado. Grandes empresas farmacéuticas que cotizan el Nasdaq de Wall Street con el cannabis como estandarte con el cannabidiol en forma de aceite o medicamentos para ciertas enfermedades también muestra otras intenciones con la venta en tiendas de marihuana ya con el THC como el alucinógeno que forma parte de la planta .Tiendas en muchos Estados de U.S.A., ya Canadá se abrió a este comercio de venta libre. Colombia les produce miles de hectáreas para los grandes laboratorios con los acuerdos de paz como “escudo y pantalla” (nunca como hoy produjo tanta droga Colombia). Uruguay es el ariete en el Sur de América. Ahí ya subieron todos los índices de consumo de todas las drogas pero esto parece no

importar. El marketing y la propaganda política bastan para empalidecer los mensajes de la Salud Publica ¿Que importa ya eso?.

Mientras tanto los intereses “narco” se frotan las manos ya que aumenta el consumo global de todas las drogas ya que ellos tienen armas para competir con la venta legalizada, como se ve en Uruguay, y en mejores condiciones. Holanda convertida en la Promesa del Mundo en la década del 90 hoy asiste al aumento global del consumo de todas las drogas y los centros de venta tienden a cerrarse mientras aumentan las ofertas narco que invaden espacios públicos. El mundo no mira a Islandia o a Suecia con políticas preventivas admirables y bajos índices de consumo. Por ahí no pasa el marketing.

Se juntan en este nuevo “Gulag químico” distintos intereses algunos derivados de industrias farmacéuticas, otros de la venta ilegal con redes en todos lados y por último la crisis cultural que tan bien describió Aleksandr Isáyevich Solzhenitsin en relación a la caída espiritual y de los prismas éticos de Occidente en donde las drogas se han convertido incluso en bandera política de liberación en donde la vieja moral marxista se ha abandonado y son las sustancias un elemento más en la conquista del Poder desde la creación de miles de “anónimos” más manipulables.

DR. JUAN ALBERTO YARIA

DIRECTOR GENERAL GRADIVA-Rehabilitación en adicciones